España: Documentos de la CIA aclaran el papel de la monarquía en la Transición (+ vídeo)

La CIA, ha dado a conocer recientemente en su página web la friolera de más de doce millones de páginas de documentación desclasificada . A través de toda este ingente documentación ha quedado nítidamente esclarecido cuál fue el papel que jugó el hoy emérito rey Juan Carlos I durante aquella operación, en la que la intervención estadounidense fue decisiva. Asimismo, la documentación revela los aspectos más sórdidos en la entrega del Sáhara a la monarquía marroquí (…).

La CIA, ha dado a conocer recientemente en su página web la friolera de más de doce millones de páginas de documentación desclasificado . Se trata de una práctica a la que, transcurridos un determinado número de años, esa institución estadounidense está obligada a ejecutar por razones legales. La verdad es que la mayoría de esos documentos ya habían dejado de ser secretos a partir del año 2000. Pero sólo era posible consultarlos en los archivos nacionales del College Park, Maryland, con autorización previa de las autoridades.

En la documentación ahora conocida se desvelan numerosos datos y confidencias no sólo en relación con el Estado español, sino también con aspectos que tienen que ver con  la intervención de la CIA en el Archipiélago canario.

Según puede deducirse de la documentación desclasificada hasta los años 70, el interés de la CIA por España fue más bien escaso. Sin embargo, a partir de esa década se produce un giro radical. La documentación pone de manifiesto que a la CIA empezó a preocuparle sobremanera la proximidad de la muerte del dictador Francisco Franco. De hecho, de las 12.500 entradas en las que figura España, una gran parte de las mismas está ocupada por informaciones relativas al proceso político que en España ha sido denominado como la “transición”.

La agencia norteamericana centró su interés en aquellas fechas en la figura de Juan Carlos, al que le concedió un papel clave en la coyuntura política que se estaba produciendo, ya que el propio Henry Kissinger consideró que este podría ser una pieza fundamental en que en España no se produjera ningún tipo de ruptura, facilitando así el tránsito de la dictadura a un régimen monárquico en el que no se produjeran cambios esenciales.

En un documento correspondiente a 1975, la CIA especula sobre qué miembros de la oposición en España pueden apoyarse para evitar una confrontación con el sucesor de Francisco Franco. Entre los nombres que maneja la CIA destacan esencialmente dos: Felipe González, que siete años después se convertiría en presidente del Gobierno, y Santiago Carrillo, que regresaría a España tras la muerte del dictador liderando el Partido Comunista. Dos hechos que no parecen mero resultado de la casualidad.

“La CIA  —declara en el vídeo que adjuntamos el investigador Alfredo Grimaldos— interviene en todos los acontecimientos que se producen aquí durante la Transición, tutela la transición. Ellos acapararon el servicio de contrainteligencia español, y el alquiler lo pagaba la CIA y a los agentes les daban un sobresueldo. Como decía (el humorista) Gila: por la mañana trabajo para la patria y por la tarde para los Estados Unidos que pagan mejor”.

Otro de los asuntos que la documentación desclasificada de la CIA ha dejado claro es su propia intervención en la “Marcha Verde” así como la ocupación por Marruecos del Sáhara Occidental, en ese momento colonia española, que se produjo en 1975. Según los documentos ahora dados a conocer por la agencia norteamericana, la monarquía española, en la persona de Juan Carlos I, pactó en secreto los términos del abandono.

José Taboada, militar de servicio en la zona en esos momentos, tiene la oportunidad ahora de describir lo que lleva 40 años calificando de “traición”. “Nosotros estuvimos en la frontera del Sáhara con Marruecos —dice— poniendo minas. Yo estuve poniendo minas para impedir la entrada de la Marcha Verde. Nosotros creíamos que el Ejército estaba preparado para hacer frente al Ejército marroquí e impedir la invasión de la ocupación. Y de la noche a la mañana tuvimos las órdenes de Madrid que evacuáramos el territorio en el plazo de dos meses. Luego hemos confirmado que había un acuerdo secreto. Se firmaron los acuerdos de Madrid el 14 de noviembre y Franco murió el 20 de noviembre. Estaba a espaldas del Ejército, a espaldas de los saharauis, pactando con el rey marroquí Hassan II, con la intermediación de Estados Unidos, la entrega del territorio”.

Fuente: Canarias Semanal