‘Moderados son los que piensan traicionar’

J. M. Álvarez

Fragmento del Discurso en el Primer Congreso Latinoamericano de Juventudes, 28 de Julio de 1960. Tomado de Che en la Revolución cubana, Compilación de Orlando Borrego Díaz, Tomo II, pp. 208-209. Editorial José Martí, La Habana, 2013.

Muy apropiado para toda esa gente, supuestamente chavista, que en los últimos tiempos están mostrando su verdadero rostro burgués.

*     *     *

Llegó entonces el 1 de enero y la Revolución de nuevo, sin pensar en lo que había leído, pero oyendo lo que tenía que hacer de labios del pueblo, decidió, primero y antes que nada, castigar a los culpables y los castigó.

Las potencias coloniales en seguida sacaron a primera plana la historia de eso, que ellos llamaban asesinatos, y trataron enseguida de sembrar algo que siempre pretenden sembrar los imperialistas: la división. Porque “aquí había asesinos comunistas que mataban, sin embargo había un patriota ingenuo llamado Fidel Castro (Aplausos), que no tenía nada que ver y podía ser salvado”.

Trataban de dividir con ello a los hombres que habían luchado por una misma causa, con pretextos y argumentos baladíes, y siguieron manteniendo durante cierto tiempo esa esperanza. Pero un día se encontraron con que la Ley de Reforma Agraria aprobada era mucho más violenta y profunda que lo que habían aconsejado los sesudos autoconsejeros del Gobierno —todos ellos, entre paréntesis, están hoy en Miami o en alguna otra ciudad de Estados Unidos— Pepín Rivero en el Diario de la Marina o Medrano en Prensa Libr… (Gritos y chiflidos) o había más, había incluso un primer ministro que aconsejaba mucha moderación, porque “estas cosas hay que tratarlas con mucha moderación”.

La moderación es otra de las palabras que les gusta usar a los agentes de la colonia. Son moderados todos los que tienen miedo o todos los que piensan traicionar de alguna forma. (Aplausos) El pueblo no es de ninguna manera moderado.

Fuente: J. M. Álvarez

Anuncios