‘Dejé los servicios secretos británicos cuando el MI6 decidió financiar a Osama Bin Laden’

“Dejé los servicios secretos británicos cuando el MI6 [espionaje británico] decidió financiar a los socios de Osama Bin Laden”, declaró David Shayler durante la conferencia internacional “Axis for Peace”, organizada los días 17 y 18 de noviembre de 2005 en Bruselas por la Red Voltaire.

“Traté de dar la alerta, pero fue a mí a quien metieron en la cárcel”, agregó Shayler.

Agente de los servicios de contraespionaje de Su Majestad la reina de Inglaterra (MI5), David Shayler reveló a fines de los años 1990 la financiación por el MI6 de una célula terrorista en Libia con el proyecto de asesinar a Gadafi.

El proyecto fracasó cuando otro vehículo que no era el de Gadafi explotó, causando la muerte a otras personas. Más tarde Shayler fue encarcelado en Francia, a solicitud del gobierno británico, al no poder ser extraditado legalmente, por haber violado la Ley de Secretos Oficiales.

El libro en el que Shayler cuenta su historia está prohibido en el territorio británico.

El ex agente británico hizo una muy notable intervención durante la conferencia “Axis for Peace”, explicando que la mayoría de los actos de terrorismo que se atribuyen a Al-Qaeda en realidad son organizados por los servicios secretos anglosajones, sobre todo británicos, con el objetivo de hacer avanzar los intereses de sus países.

Además explicó la importante presencia de los grupúsculos fundamentalistas musulmanes en el Reino Unido debido a que precisamente ese hecho ha permitido a los servicios secretos infiltrarlos y manipularlos. “Ese terrorismo está coordinado por el MI6 y la CIA”, subrayó Shayler.

Notas

El artículo anterior fue públicado en la Red Voltaire hace 12 años nada menos (1). Ahora se entiende mucho mejor, ¿verdad? Entonces nadie hizo ni caso.

Si leen la pagina que la Wikipedia tiene sobre David Shayler (2), averiguarán que fue un espía integrado en la Rama F del contraespionaje británico, que se dedica a luchar contra los movimientos populares y progresistas británicos.

De ahí pasó a integrarse en la Rama T, que se dedica a la lucha contra el movimiento de liberación nacional irlandés.

De ahí pasó a la G9, que mueve los hilos de Oriente Medio, formando parte del equipo que conspiraba en Libia. Por lo tanto, sabe de lo que habla. A través de sus tentáculos sobre el terreno, fue el MI6 quien organizó los atentados terroristas contra Gadafi al más puro estilo que luego hemos conocido también en Siria: creando una oposición “moderada” (o sea, terroristas entrenados por ellos) cuyos últimos hilos llegaban hasta Londres.

De esa “oposición” formaba parte del Grupo Islámico Combatiente de Belhadj, o sea, Al-Qaeda en Libia. A través suyo, en febrero de 1996 el MI6 organizó el intento de asesinato de Gadafi al que se refiere el artículo de la Red Voltaire, de lo que Malcolm Rifkind, ministro británico de Asuntos Exteriores tuvo pleno conocimiento, ya que tuvo que pagar 100.000 libras a los mercenarios que prepararon el complot.

Los preparativos del ataque los pueden consultar en la Wikipedia, en donde consta que el atentado terrorista falló porque no acabaron con Gadafi, pero que murieron muchos civiles inocentes, entre ellos varios niños.

También se enterarán de que los espías envían regularmente informes falsificados a los periódicos para intoxicar a la población a través suyo.

La colocación de una bomba que explotó en 1994 en la embajada de Israel en Londres también era conocida por el servicio de inteligencia, que no hizo nada por impedirlo…

Por lo repetidas, este tipo de historias ya aburre tener que contarlas. Son todas iguales; sólo cambian los personajes, aunque la conclusión es siempre la misma: todos y cada uno de los hilos de los atentados yihadistas en Europa conducen siempre a los propios gobiernos de Londres o París, que se lamentan luego de ellas como plañideras que son.

Fuente: Movimiento Político de Resistencia

Anuncios