¿Qué pasó realmente en la Plaza de Tiananmen?

Alfredo Embid
Escritor

La versión que dieron los medios occidentales fue que a principios de junio de 1989 la gente protestaba en la plaza de Tiananmen contra el gobierno tiránico comunista de China y fue masacrada por el ejército. En la prensa española  encontramos expresiones como “protestas pacíficas”, “protestas prodemocráticas”, etc. El ABC habla de un “movimiento a favor de la democracia”, El Periódico de una “primavera política”, El País de un “brote democrático” y La Vanguardia de una “protesta pacífica contra la dictadura”. Se utiliza ampliamente la expresión “matanza”, “masacre”, etc. [1] Un ejemplo de unanimidad en diseminar su propaganda de guerra y también de falta de imaginación. Como ves hay pocas diferencias de la que han utilizado en Libia y siguen utilizando actualmente en Siria, Ucrania o Venezuela.

La versión china es que los hechos evitaron el golpe de estado pro USA de Zhao Ziyang.

Para Thierry Meyssan, el levantamiento de Tiananmen fue el primer intento por la CIA para organizar una “revolución de color”. [2] El teórico de esta modalidad de subversión,  Gene Sharp y su asistente Bruce Jenkins, incluso personalmente estaban Beijing y dirigían los eventos. [3]

“Más de quinientos camiones del ejército fueron quemados al mismo tiempo en decenas de cruces… En el bulevar Chang’an un camión del ejército quedó detenido debido a un problema con el motor y doscientos rebeldes agredieron al conductor linchándolo hasta a la muerte… En la intersección del cruce de Cuiwei un camión que transportaba a seis soldados redujo la marcha para evitar chocar contra a la multitud. Un grupo de manifestantes comenzó entonces a tirar piedras, cócteles Molotov y antorchas contra el camión que en un momento comenzó a inclinarse del lado izquierdo porque uno de sus neumáticos había sido perforado por los clavos que las rebeldes habían extendido. Luego, los manifestantes prendieron fuego a objetos, los lanzaron contra el vehículo e hicieron explotar el tanque de gasolina. Los seis soldados murieron en las llamas.” [4]

“Un humo de color verde-amarillo ascendió de manera repentina en uno de los extremos de un puente. Provino de un blindado dañado convertido en una parte del bloqueo de carretera… Vehículos blindados y tanques que vinieron a despejar el camino nada podían hacer más que hacer cola en la cabeza del puente. De repente un joven vino corriendo, lanzó algo sobre un vehículo blindado y huyó de la escena. Unos segundos después vimos el mismo humo amarillo-verde del vehículo, mientras que los soldados se arrastraban por el suelo en el camino y agonizaban agarrándose la garganta. Alguien dijo que habían inhalado gases tóxicos. Pero los oficiales y soldados, a pesar de su rabia cuando llegaron, mantuvieron el control de sí mismos” [5]

¿Crees que hubieran hecho lo mismo en una situación semejante las fuerzas del orden españolas?

No es aventurado opinar que no, pero las tropas chinas obedecieron las directrices que les había dado el gobierno:

“Si resulta que las tropas sufren golpes y heridas hasta la muerte de las masas, o si sufren el ataque de bandidos con palancas, piedras o cócteles Molotov, deben mantener su control y defenderse sin utilizar armas. Las porras serán sus armas de autodefensa y las tropas no deben abrir fuego contra las masas. Las transgresiones serán castigadas inmediatamente.» [6]

Solo al final tras los actos de violencia y los linchamientos los soldados fueron autorizados a llevarlas y a utilizarlas si no había mas remedio…

Las imágenes del joven que bloquea una columna de tanques repetidamente y luego intenta trepar en el primero, muestran que también aquí los militares se retuvieron y no dispararon.

Era evidente que se trataba de una provocación y que las cámaras ya estaban previamente bien emplazadas, igual que manchar la fotografía de Mao o erigir en el centro de la plaza una reproducción grosera de la estatua de la libertad.

Después de que el gobierno hizo concesiones una tras otra a las demandas de los estudiantes, el 27 de mayo de 1989, una coalición de los líderes estudiantiles con el apoyo de trabajadores e intelectuales acordó que los estudiantes iban a dejar la Plaza Tiananmen el 30 de mayo. Pero los líderes del movimiento como  Chai Ling y la propaganda orquestada del exterior consiguieron que se quedaran.

Los motivos estaban claros Chai Ling había confiado a un periodista estadounidense: “lo que realmente estamos esperando es un baño de sangre, cuando el gobierno no tenga otra opción que actuar descaradamente como carnicero del pueblo… No puedo decir todo esto a mis compañeros de clase. No puedo decirles directamente que debemos usar nuestra sangre y nuestras vidas para llamar al pueblo a levantarse.”

“¿Vas a permanecer en la Plaza tu mismo?” preguntó el entrevistador.
“No, no lo haré”
“¿Por qué?”
“…Yo quiero vivir” [7]

Pero fracasaron, el gobierno chino a pesar de todas las provocaciones y asesinatos se mantuvo firme en realizar una intervención mínima, el baño de sangre que Estados Unidos esperaba no se produjo.

La emisora de propaganda USA ‘Voice of America’ aumentó el tiempo de sus emisiones de noticias en chino contando mentiras sin fundamento para crear confusión y empujar el crecimiento de los disturbios.

Winston Lord, ex embajador en Beijing y asesor principal del futuro presidente Clinton, no había dejado de vaticinar la caída del régimen comunista chino que según él era “una cuestión de semanas o meses” [8].

Sabía de lo que hablaba. Había dinero de Estados Unidos, Gran Bretaña y Hong Kong para los sublevados. Más de 1 millón de dólares de Hong Kong que se utilizaron para la edición pirata del popular diario “el cotidiano del pueblo”, la compra de tiendas de campaña, alimentos, computadoras, impresoras rápidas y equipo sofisticado de comunicaciones [9].

La “ayuda a la democracia” era gratis pero fue el pueblo chino incluyendo a sus soldados los que pagaron el precio con su sangre.

Revisando el material grafico de la época llama la atención la ausencia de fotos reales de la masacre en la plaza lo cual es inverosímil porque había periodistas occidentales desde hacía semanas allí.

Y es destacable las pocas fotos de muertos civiles en otros lugares de Beijing que además se repiten.

También salta a la vista el evidente montaje de algunas fotos como esta.

Al día siguiente de la supuesta masacre en la plaza los medios desbordaban de faxes.

Unos dijeron que murieron doscientos en la “Masacre de Tiananmen”, otros afirmaron que murieron 2 mil. También hubo historias de tanques que atropellaban a los estudiantes que intentaban salir.

La cantante Hou Dejian que había estado en huelga de hambre en la plaza para mostrar solidaridad con los estudiantes desde el 2 de junio, negoció un permiso sobre 4:30h de la madrugada de ese mismo día a través de un comandante militar para permitir que los estudiantes abandonasen la plaza pacíficamente. Hou Dejian dijo refiriéndose a los muertos en una entrevista: “Tengo que decir que no vi nada de eso. Yo estuve en la Plaza hasta las 6:30h de la mañana.

Liang Xiaoyan, profesor de la Universidad de estudios exteriores de Beijing que también estaba en un lateral de la plaza tampoco.[10]

El artículo que incluimos en este boletín [11] aporta información complementaria de que los muertos no se produjeron en la plaza como se dijo, sino en enfrentamientos fuera de ella. La masacre de Tian An Men en realidad nunca existió excepto en los medios de desinformación occidentales que siguen intentando en cada aniversario diseminar el mismo cuento.

Notas

[1] Tiananmen y Caracazo, una matanza para recordar y otra para olvidar Javier Adler Rebelión http://www.rebelion.org/noticia.php?id=86794

[2] Ver al respecto: La Albert Einstein Institution: noviolenciasegúnlaCIAThierry Meyssan. Voltaire 10. 2. 2005 | París http://www.voltairenet.org/article123805.html

[3] Domenico Losurdo. Tienanmen, 20 ans après 3 juin 2009. Voltaire . http://www.voltairenet.org/article160446.html

[4]The Tiananmen Papers, 2001 presentados por Andrew J. Nathan, Perry Link, Orville Schell et Liang Zhang, PublicAffairs, 2000, 435 pp.

[5]The Tiananmen Papers, 2001 presentados por Andrew J. Nathan, Perry Link, Orville Schell et Liang Zhang, PublicAffairs, 2000, 435 pp.

[6]The Tiananmen Papers, 2001 presentados por Andrew J. Nathan, Perry Link, Orville Schell et Liang Zhang, PublicAffairs, 2000, p. 293

[7] From the “Tiananmen Massacre” to the “Lhasa Protests” Xiaoping Li. Global Research, June 03, 201 Global Research 10 April 2008http://www.globalresearch.ca/from-the-tiananmen-massacre-to-the-lhasa-protests/8635

[8]The coming Conflict with China, par Richard Bernstein et Ross H. Munro, Atlantic Books, 1997 (245 pp.), p. 95 y 39.

[9]The Tiananmen Papers, 2001 presentados por Andrew J. Nathan, Perry Link, Orville Schell et Liang Zhang, PublicAffairs, 2000, p. 391

[10] From the “Tiananmen Massacre” to the “Lhasa Protests” Xiaoping Li. Global Research, June 03, 201 Global Research 10 April 2008http://www.globalresearch.ca/from-the-tiananmen-massacre-to-the-lhasa-protests/8635
[11] Tiananmen: the massacre that wasn’t. What really happened 25 years ago in Tiananmen Square? Brian Becker . Global Research, 04 de junio 2014.LiberationNews.org http://www.pslweb.org/liberationnews/news/what-really-happened-in.html
Anuncios