Un informe revela el amplio papel de Israel en el genocidio en Guatemala

Un nuevo informe revela que el régimen de Israel proporcionó asesores militares y armas a un dictador guatemalteco en la década de los ochenta.

Un informe publicado el pasado viernes por el portal The Electronic Intifada desvela que el régimen de Tel Aviv proporcionó entrenamiento militar a las tropas del exdictador Efraín Ríos Montt durante el genocidio de Guatemala en los años ochenta.

El reporte recuerda que el propio Montt reconoció en 1982 durante una entrevista con la cadena estadounidense ABC News que la toma del poder por su régimen fue fácil debido a que muchos de sus soldados “fueron entrenados por israelíes”.

“Todas las evidencias balísticas recuperadas [de la escena del crimen] corresponden a fragmentos de balas de armas de fuego de rifles Galil, producidos en Israel”, se lee en el reporte de la ONU sobre la masacre de Las Dos Erres.

En cuanto a la presencia de armas israelíes, un informe redactado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 1999 llegó a la conclusión de que durante la masacre en la aldea de Las Dos Erres se usaron balas producidas especialmente para rifles israelíes.

“Todas las evidencias balísticas recuperadas [de la escena del crimen] corresponden a fragmentos de balas de armas de fuego de rifles Galil, producidos en Israel”, se lee en el informe de la ONU.

Como revelaron fuentes de la inteligencia israelí, ese régimen, incluso ofreció helicópteros y armas a Ríos Montt para cometer genocidios y crímenes de lesa humanidad.

En otra parte del informe de The Electronic Intifada se señala que los israelíes buscaban beneficios económicos por encima de otras cosas y que no les importaban lo que hicieran sus asesores ni cómo eran usadas las armas que habían dado a Guatemala.

“No me importa lo que hagan los gentiles con las armas. Lo principal es que los judíos se beneficiarán”, se lee el libro titulado “Dangerous Liaison”, de Andrew y Leslie Cockburn, citando al teniente coronel israelí Amatzia Shuali.

El informe también revela que la cooperación militar entre el régimen de Tel Aviv y Guatemala se remonta a los años 1960 e informa que en el momento que Montt llegó al poder Israel ya se había convertido en el principal proveedor de armas y tecnología militar a Guatemala.

De acuerdo con los datos proporcionados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el genocidio acaecido durante el régimen de Ríos Montt fue uno de los más cruentos de la guerra civil que vivió Guatemala entre 1960 y 1996, que dejó un saldo de 200.000 muertos y desaparecidos.

Fuente: HispanTV

Anuncios