Trotskismo y seudo-izquierdismo: El brazo ‘izquierdo’ del imperialismo

En la actualidad el Imperialismo tiene un aliado fundamental para sus maniobras y crímenes: los trotskistas y toda clase de seudo-izquierdistas (con diferentes etiquetas), que unas veces directamente  justifican sus acciones (ayuda “humanitaria” dicen) y otras veces indirectamente despejan el terreno para que los imperialistas puedan actuar al criminalizar al país agredido y sembrar confusión y división en el seno del pueblo.

Son un brazo “izquierdo” fundamental para el Imperialismo que actúa como quinta-columna del mismo en el seno del pueblo creando confusión, división y desmovilizando al pueblo frente a los crímenes del Imperialismo.

Estos elementos se presentan ante el pueblo con fraseología hiper-revolucionaria, altisonante e izquierdista. Se hacen pasar por más revolucionarios que nadie aunque en realidad detrás de su purismo trotskizante sus posturas ayudan objetivamente al Imperialismo.

Es fundamental combatir y denunciar a este brazo “izquierdo” del Imperialismo, conformado unas veces por oportunistas recalcitrantes y otras veces por agentes infiltrados del enemigo en el seno de organizaciones populares y de izquierdas a las cuales manipulan para servir a los intereses del Imperialismo y la Reacción.

  • Equiparar y poner al mismo nivel al agresor y al agredido. Igualan y ponen al mismo nivel al Imperialismo yanqui y sus peones reaccionarios que al gobierno de un país oprimido que lucha por defender su soberanía frente a la agresión imperialista.
  • Frente a la agresión imperialista de un país oprimido mantienen una postura equidistante entre el agresor y el agredido llevando a dejar al país agredido solo y despejando el terreno para que el agresor actué.
  • En vez de denunciar al agresor imperialista y apoyar al país agredido se dedican a condenar en abstracto y genéricamente la guerra imperialista, al mismo tiempo que atacan al país y gobierno que es víctima de la agresión imperialista dando argumentos a la agresión imperialista.
  • En vez de llamar al pueblo a denunciar y movilizarse contra las guerras imperialistas condenan tanto al agredido como al agresor y llaman al pueblo a no tomar partido entre los dos “bandos”.

Después de verse las consecuencias de estas posiciones en los casos de Libia y Siria donde estos “izquierdistas” adoptaron una postura equidistante y sin implicarse activamente en la denuncia de la agresión imperialista y la defensa del país agredido ya a nadie engañan y su postura ya no puede ser calificada de “izquierdismo inconsciente”. Son auténticos trotskistas (a veces bajo otras etiquetas) y quinta-columnistas  abiertos.

Esta pasando actualmente con las maniobras del imperialismo yanqui contra Venezuela y Ucrania.

En los casos de Libia y Siria la postura de estos “izquierdistas” facilito la no suficiente movilización y denuncia de la agresión imperialista y ello supuso miles de victimas inocentes a manos del imperialismo y sus mercenarios. En Libia el imperialismo provoco cientos de miles de muertos y dejo un país completamente destrozado con una situación actual inmensamente peor a la anterior a la agresión.

Aparte de los trotskistas destacan algunos grupos que etiquetándose “maoístas” o “hoxhistas” actúan igualito que los trotskistas y con posiciones calcadas a los mismos. En el caso concreto de los “maoístas trotskizantes” van contra el criterio de partidos maoístas como el Partido Comunista de la India (Maoísta) y el Partido Comunista de Filipinas, los cuales se han pronunciado de manera clara del lado de los países agredidos por el Imperialismo (Siria, Libia, etc.)  así como en defensa de Venezuela frente a las maniobras del Imperialismo. Es decir estos oportunistas se presentan como “maoístas” actuando como trotskistas y encima contra la posición de partidos maoístas que encabezan guerras populares y luchas revolucionarias muy avanzadas en la India y Filipinas. Y encima no solo no se les cae la cara de vergüenza sino que acusan a otros de falsos maoístas.

Se puede ser muy críticos con el país agredido pero nunca jamás se puede llamar a la equidistancia y a la no movilización frente a una agresión imperialista. Los comunistas y revolucionarios siempre deben cerrar filas y posicionarse del lado del país oprimido que es agredido por el imperialismo.

En el caso concreto de Venezuela es injustificable que en la situación actual en que el imperialismo yanqui está maniobrando para derrocar al gobierno, que esta conspirando para propiciar un golpe de estado reaccionario o directamente una agresión militar estos seudoizquierdistas se dediquen a atacar de forma desproporcionada y similar a la derecha golpista a Venezuela y llamen al pueblo a la equidistancia, a la desmovilización frente a estas amenazas. Esto es sumamente grave.

Es importante comprender que el imperialismo no opera sólo con su brazo derecho, sino también con su brazo “izquierdo”. En este caso, el brazo “izquierdo” lo constituyeron las organizaciones “trotskistas” o seudo-izquierdistas que por ejemplo en el caso de Libia acompañaron desde el inicio la ofensiva imperialista, agitando la consigna de “Abajo Gadafi”. Presentando a Gadafi como “tirano”, como “dictador”, como “genocida”, como amigo de sus enemigos, perseguían el propósito de prevenir una eventual simpatía que su lucha patriótica pudiera despertar entre las masas oprimidas, que saben por instinto quién es quién en la arena de la política mundial. ¡Y vaya que lo consiguieron!

La función objetiva de estos grupos fue evitar que se generara una corriente de opinión internacional que estorbara el desenvolvimiento de la agresión imperialista a Libia. Ahora están repitiendo lo mismo con Siria, Venezuela o Ucrania.

El “izquierdismo” trotskizante, el ninismo (ni con el agresor ni con el agredido) al final lleva a hacer el juego al Imperialismo y actuar como quintas columnas del mismo.

Desde ODC llamamos a combatir y denunciar a este trotskismo abierto o encubierto, brazo “izquierdo” del Imperialismo y quinta-columna del mismo en el seno del pueblo.

Fuente: ODC

Anuncios