Los crímenes que los medios, gobiernos y ONG’s occidentales ocultaron en Siria

Investig’Action recupera este informe sobre el Terrorismo en Siria publicado por el Instituto internacional para la paz, la justicia y los derechos humanos (IIPJDH) de Ginebra, que fue una alerta sobre la importancia de este fenómeno cuyas repercusiones hoy en dia en Europa son evidentes tras los múltiples atentados en Paris, Bruselas y ahora Niza.

La guerra de Siria es, sin duda alguna, “la gran tragedia de este siglo”, como la califica el Alto Comisario de las Naciones Unidas para los refugiados, Antonio Guterres.

Y el final de esa tragedia no parece cercano. Tras treinta meses de guerra, barbarie y destrucciones, la perspectiva de una solución política parece cada vez más ilusoria.

El ataque químico ocurrido el pasado 21 de agosto en Ghouta marca un momento crucial en el proceso de resolución del conflicto, muy menoscabado por las tergiversaciones del eje Paris- Washington y por la intransigencia de las partes en conflicto, en especial de los rebeldes que plantean condiciones radicales e insostenibles antes del inicio de cualquier negociación.

Según el balance del Observatorio sirio de los derechos humanos (OSDH) aparecido el 1 de septiembre de 2013, al menos 110.371 han sido asesinadas en Siria desde el comienzo del alzamiento contra el régimen del presidente Bachar al-Assad.

Ese informe indica que con 45.671 asesinados en sus filas, las fuerzas lealistas son las primeras victimas de la guerra en el aspecto numérico. Para tener una idea de la amplitud de la hecatombe entre las fuerzas lealistas, puede compararse el número de soldados gubernamentales asesinados en Siria con el numero de habitantes de la ciudad de Lugano.

Siempre según la ONG británica, 40.146 civiles habrían sido asesinados. Se trata por lo esencial de civiles atrapados entre el fuego cruzado, o deliberadamente tomados por blanco. Esa cifra no distingue a los sirios que podrían calificarse de manera global como los “pro-gubernamentales” o los “pro-rebelión”.

El número de civiles, incluyendo mujeres y niños, que se pueden situar en el campo de los pro-Assad, los anti-rebeldes o los neutros, es sin duda extremadamente elevado, sobre todo si se tienen en cuenta los asesinatos de masa cometidos estas últimas semanas por los grupos terroristas en las zonas kurdas del Norte del país (Tell Aran, Tell Hassel, Tel Abyad, Sereqaniye), en los barrios y los pueblos chiíes (Nubbol-Zahra, Hatlah), alauíes, (Latakia et Homs) y cristianos (Marmarita, al Duvair, Jaramana, Maaloula), así como entre los suníes patriotas en todas partes, en especial en Khan Al Assel.

El origen de la violencia en Siria

Como todas las naciones, la historia de Siria se construyó de forma violenta. Ocupada por el Imperio Otomano, y luego por Francia, Siria ha nacido de una guerra de liberación. El ejército, por lo tanto, ha jugado un papel central en el nacimiento de la Siria moderna. Incluso ha continuado siendo un actor político en toda regla, en esta zona de turbulencias, codiciada por todas las potencias mundiales, que se llama Oriente Próximo.

Los acuerdos de Sykes-Picot, la división de Siria por la Francia colonial sobre una base étnica y confesional, la creación de Israel, la expedición del Canal de Suez en 1956, las guerras israelo-arabes de 1967 y 1973, las guerras del Líbano, de Irak, las operaciones de Tsahal en Gaza, han radicalizado al régimen de Damasco y han acentuado el sentimiento de asedio entre sus élites político-militares.

Ese sentimiento de asedio ha conducido al régimen a reforzar su represión doméstica y a practicar el terrorismo de Estado hacia los numerosos disidentes.

Al comienzo de la primavera del 2011, un movimiento sirio ciudadano vio la luz, como fruto de una larga lucha subterránea en un contexto de estrangulamiento de la contestación. Los manifestantes defendieron legítimamente sus reivindicaciones de libertad y democracia.

Mientras que el presidente sirio se disponía a conceder algunos derechos a los manifestantes sublevados (una ganga para quien a menudo ha sido frenado por los caciques del régimen, poco abiertos a las reformas) aparecieron grupos radicales, recuperando el movimiento ciudadano sirio.

El discurso confesional de esos intrusos se parecía curiosamente al que algunos predicadores difunden desde hace algunos anos ya, dirigidos a la audiencia del mundo suni, a partir de las cadenas satélites que emiten desde los Estados del Golfo.

Ese discurso de odio alcanzó su punto culminante cuando en febrero 2010 se sella una alianza estratégica anti-israelí entre Damasco, Teherán, y el movimiento de resistencia libanés Hezbollah.

Por ajeno que ese discurso fuese a las reivindicaciones populares de democracia, comenzó a contaminar muy rápidamente al movimiento democrático sirio.

Al comienzo de la revuelta siria, mientras el dialogo entre el poder y la población sublevada parecía posible, se produjeron unos atentados dirigidos a las fuerzas de seguridad, provocando una reacción en cadena de violencia y de contra-violencia. Cabe señalar que la resistencia a la opresión es un derecho reconocido internacionalmente.

La Declaración universal de los derechos humanos menciona en el párrafo 3 del preámbulo la hipótesis de una “revuelta contra la tiranía y la opresión”, como siendo un “recurso supremo”.

Sin embargo, en el caso sirio, la resistencia a la opresión ha tomado un carácter bárbaro y ciego. Se ha hecho ilegitima muy rápidamente, tanto desde el punto de vista de sus métodos como de su proyecto político.

Los militantes armados han recurrido a una retorica sectaria, haciendo de la población alauí su chivo expiatorio y su objetivo predilecto.

Sus métodos de acción han sido de una brutalidad inaudita. El menor desacuerdo con su discurso se ha solventado mediante un fusil.

Cuando su proyecto político se reveló a la luz del día, muchos sirios concluyeron que era propiamente incompatible con su manera de vivir y con el tejido social, étnico y cultural sirio.

Varios opositores se apartaron de la sedición y prefirieron apoyar el proceso de reforma lanzado por el presidente Bachar el Assad.

Mientras la escalada militar continuaba, los medios y los poderes occidentales simplemente ignoraron, minimizaron o dudaron de las masacres cometidas por los grupos rebeldes. Sin embargo, cada día la rebelión, de todas las tendencias, se entrega a actos de una barbarie inaudita, reivindicados con orgullo:

-  Emboscadas contra civiles
-  Atentados kamikazes en lugares públicos
-  Disparos de artillería a zonas pobladas
-  Asesinatos selectivos
-  Pogromos, apartheid y limpieza étnica (fatwas anti-kurdas, pogromos anti-cristianos, genocidio anti-chií y anti-alauí)
-  Ejecuciones pronunciadas por tribunales de la charia
-  Torturas, mutilaciones, decapitaciones
-  Violaciones, humillaciones y esclavitud sexual
-  Ejecuciones de masa
-  Secuestros de civiles
-  Asesinatos de periodistas
-  Reclutamiento de niños soldados
-  Destrucción de lugares de culto
-  Robos y saqueos
-  Discriminación religiosa y confesional
-  Violencias entre facciones rebeldes

En las líneas que siguen publicamos algunos ejemplos:

Ataques contra civiles

Damasco

El 22 de enero de 2013, al menos 30 personas fueron asesinadas en un atentado suicida en un suburbio de la ciudad siria de Hama. Según la oposición siria, un kamikaze hizo explotar un coche bomba delante de un edificio de las milicias pro-régimen. Hubo numerosos civiles entre las víctimas.

El jueves 21 de marzo, un atentado suicida con bomba tuvo lugar en una mezquita del Norte de Damasco, provocando la muerte de 43 personas. Entre las victimas, figuraba el cheikh Muhammad Saïd Ramadan al-Bouti, el célebre sabio suní, que en ese momento estaba dando un curso de religión a los fieles. Tenía 84 años.

El 26 de marzo, varios obuses cayeron en el barrio de Baramké, en el centro de la ciudad de Damasco, causando 4 muertos, entre los cuales una niña que acudía al colegio, y cinco heridos.

El lunes 8 de abril, un atentado suicida con coche bomba sacudió el centro de la ciudad de Damasco, causando 12 muertos y 45 heridos según una fuente médica.

El 24 de abril, dos obuses de mortero golpearon Jaramana, una zona de las afueras de Damasco, asesinando a siete personas e hiriendo a más de otras 25, según los activistas y los medios oficiales sirios.

El 15 de mayo de 2013, el corresponsal de la cadena británica Tim Marshall fue el testigo de un crimen cometido contra civiles palestinos expulsados del barrio de Yarmouk en Damasco, por grupos armados:
http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=pmCkoxjCUV4

El equipo de Sky News acompañó a un millar de refugiados que pretendían alcanzar sus hogares a pesar de las amenazas de muerte de los rebeldes que ocupan Yarmouk.

En el momento en que se adentraban en el no man’s land que rodeaba a su barrio, los manifestantes palestinos fueron el blanco de las balas de la rebelión.

El ejército replicó enseguida para proteger a los civiles.

Interrogados por Sky News, los habitantes de Yarmouk, bajo una lluvia de balas disparadas a mansalva, proclamaron su hostilidad hacia los grupos armados y suplicaron a los periodistas que dijeran la verdad sobre la guerra en Siria: (“Some screamed at us: Please tell the world the truth! We don’t want the fighters here, we want the army to kill them!” – Leer Tim Marshall, “Civilians Come Under Fire From Rebels”, Sky News, 15 mai 2013).

Al cabo de una hora de enfrentamiento, el periodista Tim Marshall contabilizó al menos tres soldados y cinco civiles heridos.

El 11 de junio, 14 personas fueron asesinadas y otras 31 fueron heridas el martes en un doble atentado suicida en la plaza Marjeh en el centro de Damasco.

El jueves 27 de junio, al menos cuatro personas fueron asesinadas en un atentado suicida que golpeó a un barrio cristiano del casco antiguo de Damasco. El atentado se produjo en el barrio de Bab Touma, mientras que la agencia oficial Sana indicó que había golpeado el barrio contiguo de Bab Charqi. El atentado se produjo cerca de la iglesia mariamita y de la asociación de caridad Al-Ihsane.

“Parecería que fuera la asociación caritativa chií la que ha sido tomada por blanco”, explicó Rami Abdel Rahmane, el jefe del Observatorio sirio de los derechos humanos (OSDH).

El 6 de agosto, al menos 18 personas fueron asesinadas en la explosión de un coche bomba en Jaramana, barrio cristiano y druso del sudeste de la capital. Se censan igualmente 56 heridos.

El 11 de agosto, tres civiles murieron como consecuencia de la caída de un obús de mortero en el barrio de Dekhaniya en Damasco. Tres obuses de mortero lanzados por terroristas habrían caído en el barrio, asesinando a tres civiles e hiriendo a otros tres.

Alepo

Emboscadas contra civiles humanitarios en la carretera de Alepo

El 23 de julio de 2013, unos rebeldes del grupo Ahrar Al Cham abrieron fuego sobre un convoy humanitario compuesto de 30 vehículos en la carretera de Alepo. La información fue difundida por Stephen Kalin de la agencia Reuters. Al menos una mujer falleció durante el ataque. Se contaron además 10 heridos. Los miembros del convoy formaban parte de la comunidad armenia de Siria.

Atentado kamikaze en una cafetería

El 22 de agosto en Alepo, un terrorista accionó su cinturón de explosivos en el restaurante de Capo Grillo en la ciudad deportiva de al-Bassel del barrio de Mogambo en Alepo, causando ocho muertos y más de 20 heridos.

Un responsable de la seguridad indicó a la corresponsal de la agencia Sana en Alepo, que el terrorista se llamaba Khaled Ali al-Chebli y que había nacido en 1995 en Jabal Bdour, en las afueras de Alepo.

Habría accionado su cinturón el mismo momento en que la alumna Maria Rabi’ estaba organizando una fiesta de fin de curso, por haber terminado con éxito su bachillerato. Fallecieron María, Hassan Mhanna, corresponsal de la cadena de información al-Ikhbariya Assouria, y otras seis personas. Hay un número indeterminado de ciudadanos heridos.

Hassaké

Atentado kamikaze en Al Shadada

El 11 de febrero de 2013, dos kamikazes del Frente Al Nosra activaron su carga explosiva en la pequeña localidad de Al Shadada, situada en el gouvernorat de Hassaké. Balance: 14 civiles asesinados.

Disparos a ambulancias en Hassaké

El 17 de agosto de 2013, dos conductores de ambulancia fueron asesinados en Ras al Ayn por el Frente Al Nosra.

Homs

El 1 de agosto, el grupo Liwa Al Haq lanza una salva de misiles a varios barrios residenciales de Homs. Balance: al menos 40 muertos y 120 heridos.

El 17 de agosto de 2013, cinco milicianos de las Fuerzas de defensa nacional (lealistas) y 9 civiles, de los cuales dos mujeres, fueron asesinados en un check-point en Wadi al Nassara. Según el OSDH, el ataque fue reivindicado por el batallon Jund Al Cham. Fuente: OSDH

El 19 de agosto de 2013, varios misiles fueron lanzados por los grupos rebeldes en Oum Al Amd, un pueblo pro-régimen de la región de Homs. Se cuentan siete muertos, de los cuales dos mujeres, y varias decenas de heridos.

El jueves 19 de septiembre, 14 civiles fueron asesinados en un atentado con explosivos, contra un minibús, en el noroeste de Homs.

Damasco

El miércoles 31 de julio, un autobús que transportaba a empleados del Centro de investigaciones científicas de Barzeh, fue el objeto del ataque de los rebeldes. Balance: 6 civiles asesinados y 14 heridos.

El miércoles 14 de agosto, se cuentan 14 muertos en un ataque con mortero en Mleha, en el sureste de la capital Damasco. Lealistas y rebeldes se acusan mutuamente.

Idlib

Varios disparos de morteros cayeron en la zona de Kafraiya, un distrito al Norte de Idlib, principalmente habitado por chiíes. Un número indeterminado de muertes y desperfectos.

Hama

El 1 de julio, tres ciudadanos fueron asesinados y otros tantos fueron heridos en un ataque kamikaze en Sabboura en las afueras de Hama.

Los terroristas se habrían hecho explotar en un coche bomba cargado con una tonelada y media de explosivos, situada cerca del centro cultural de la localidad. La explosión hizo también 18 heridos, entre los cuales niños y mujeres, y provocado daños materiales importantes en los bienes públicos y privados.

El 11 de agosto, 4 civiles murieron en un atentado suicida con coche bomba en la carretera de Naqoura-Bahsa en las afueras de Hama. Se cuentan varios heridos de gravedad.

Asesinatos selectivos

El 24 de abril, el director de la formación en el ministerio de la electricidad, el ingeniero Mohammad Abdel Wahhab Hassan, fue asesinado delante del 1er instituto técnico comercial y bancario en el centro de Damasco, tras la explosión de su coche.

El martes 30 de julio, Majed Tinawi, alcalde de Zabadani y Ghassan Al Haj Hammoud, miembro de la comisión de reconciliación, fueron asesinados por un grupo rebelde en Damasco, mientras salían de una reunión que trataba sobre la reconciliación.

El 25 de agosto de 2013, unos militantes armados asesinaron a Anas Abdel Razzaq al-Naëm, el gobernador de Hama, en un atentado con coche bomba en el barrio de Jarajima en Hama.

Asesinato de periodistas

El 4 de enero de 2013, Suhail Mahmoud Al Ali, corresponsal de la televisión pro-gubernamental Addounia, fue abatido por los rebeldes.

El 27 de mayo de 2013, fue Yara Abbas, corresponsal de la cadena Al Ikhbariya, quien caia bajo las balas rebeldes en Homs.

El miércoles 21 de agosto de 2013, un periodista iraní llamado Hadi Baghbani, fue asesinado en una emboscada de la rebelión, mientras realizaba un documental sobre el ejército sirio.

“Se había ido con otras dos personas para hacer un documental sobre los crímenes de los salafistas, y fue asesinado en una emboscada en la región de Damasco”, afirmó la agencia iraní Fars, citando a uno de sus colegas.

El 15 de septiembre, el periodista Fakhr Eddine Hassan del periódico Al-Massira, fue victima de un atentado terrorista en la autopista Idlib-Mastoumeh. En el momento de los hechos se encontraba dentro de un autobús.

El 18 de septiembre, Hazzem Azizi, cuyo nombre verdadero es Omar Diab, fue ejecutado por el Estado islámico de Irak y del Levante (EIIL) durante la toma de Azaz, que hasta ese momento se encontraba en manos de la rebelión. Opositor al régimen baathista, era uno de los fundadores y responsable del “Media Center” de Alepo, encargado de la comunicación de los acontecimientos, a diario, cada hora, y minuto a minuto. Fue abatido de varias balas en el cuerpo por hombres del “Estado Islámico” de Irak y del Sham.
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=458142107631849&set=a.434167153362678.1073741826.434139743365419&type=1&theater

Pogromos y limpieza étnica

Homs

Contra los alauíes

El 29 de enero de 2013, tras un asedio que duro 15 días, los milicianos de la Brigada Al-Farouk y de Khaled Ibn Al-Walid tomaron por asalto los barrios de la localidad de Amiriyyé, situada a 25 km al Este de Homs, asesinando e hiriendo al menos a 100 personas.

Según un superviviente que se confió al periódico jordano en línea Akhbar el-balad, una veintena de coches equipados con ametralladoras, sitiaron el pueblo y abrieron fuego de manera esporádica, obligando a los supervivientes, sobre todo mujeres y niños, a emprender la huida hacia el pueblo vecino de Ghasibiyyé.

Según otro habitante del pueblo, tras pedir auxilio a las fuerzas gubernamentales, tardaron en venir y aún se encontrarían en camino. *En una web de la insurrección en Facebook, se escribió que “el pueblo nassyri (alauí) ha sido limpiado”, lo que confirma la web Syria Truth, según la cual los “habitantes de ese pueblo fueron tachados de chabbihas-canallas- del régimen, y fueron asesinados por razones confesionales”.

Contra los cristianos

Según la agencia de información AINA, el 29 de mayo de 2013, unos hombres armados, de inspiración takfiri, asaltaron el pueblo cristiano de al Duvair (situado en el rif de Homs, no muy lejos de la frontera con el Líbano) y masacraron al conjunto de la población, incluyendo a mujeres y niños.

Idlib

El 14 de febrero de 2013, el pueblo de Wadi Khaled, situado en la provincia de Idlib, fue incendiado por milicias takfiries, obligando a sus habitantes a huir.

Hassaké

Cristianos expulsados de Hassaké

Según el vicario general de los siriacos católicos en Alepo citado por el Doctor Nabil Antaki, centenares de familias cristianas de las ciudades de Qamichli et Hassakeh, amenazadas por el Frente Al-Nusra, rechazaron ir al campo de refugiados abierto hace poco por el gobierno turco especialmente para los cristianos sirios; [ posiblemente no hayan olvidado las masacres de 1915] ;han preferido en lugar de eso, ir a Mardine, para ocupar los conventos siriacos que se encuentran a unos cuantos kilómetros de Qamichli, abandonando de ese modo sus casas y sus bienes. Estos últimos nos afirmaron que las casas de los cristianos caen una tras otra en las manos de elementos del Frente Al-Nusra, que venden los muebles a pandillas armadas.

Los campos de trigo que pertenecen a cristianos son confiscados por los kurdos. Estos últimos empiezan a sustituir las placas de matriculación de los coches por otras nuevas, en las cuales se suprime la mención a Siria y donde de ahora en adelante puede leerse “Kurdistán Sirio” con nuevos números.

En Alepo, la desesperación es enorme y la indignación todavía reina entre los cristianos, tras el rapto de los dos obispos. El ejército todavía lucha para liberar los barrios controlados por los rebeldes.

Fatwas y masacres anti-kurdas en la provincia de Alepo

El pasado 31 de julio, el Frente Al Nusra y el Estado islámico de Irak y del Levante (EIIL), vinculados a Al Qaeda, asesinaron el 31 de julio a al menos 50 civiles kurdos en los pueblos de Tall Hassel et Tall Aren, en la provincia de Alepo.

El 1 de agosto, 20 mujeres y niños kurdos que querían huir de los yihadistas en el interior de una camioneta, fueron masacrados salvajemente en Tall Aren, con cañones antiaéreos. Cerca de 350 civiles fueron raptados en los mismos pueblos. Durante todo ese tiempo, las mezquitas de Tall Hassel y deTall Aren, bajo el control de los yihadistas, anunciaban incesantemente que los bienes y las mujeres kurdas son “halal”, incitando de ese modo a la violación y a la masacre, según fuentes locales.

Varias mujeres habrían sido violadas mientras miles de civiles habrían tenido que huir al desierto para salvar su vida.

Contra los chiíes

El 8 de febrero de 2013, nueve personas, entre las cuales habían mujeres, niños y un imam, fueron asesinados en un ataque con misiles a una mezquita chií de Alepo.

Contra los Yazidis de Ras ul Ayn (Sereqaniye)

Según un comunicado de la agencia kurda Firat News, fechada el 21 de agosto de 2013, el pueblo de Assadiya, en la región de Sereqaniye, en el Norte de Siria, sufrió el ataque de grupos rebeldes. Ese pueblo está habitado por la minoría kurda yazidi.

Los habitantes de ese pueblo afirman haber sido amenazados de exterminación si no se convertían al Islam.

El 17 de agosto, unos grupos vinculados a Al Qaeda asesinaron a los hermanos Eli Biro y Murad Biro, forzando a los habitantes a refugiarse en el pueblo de Çava.

Según la Sra. Sema Nuri, su esposo llamado Sado Biro fue raptado hacia la 1h de la noche por hombres que se desplazaban en coche y en moto. Su marido habría sido torturado y asesinado. A continuación, los asesinos habrían enviado a la Sra. Nuri el cuerpo de su marido.

Uno de los testigos, Eywan Biro, dice que el ataque de los rebeldes fue motivado por el hecho de que no fuesen musulmanes. Después del ataque del pueblo de Al Assadiya, los rebeldes habrían atacado el pueblo de Çava, donde se han atrincherado.

La población yazidi tuvo que huir finalmente al pueblo de Tel Sexir.

Ejecuciones sumarias

Es una práctica corriente en las zonas controladas por los rebeldes. La justicia se aplicó por tribunales de la charia o por justicieros autónomos improvisados.

Desde el comienzo del conflicto, los grupos terroristas ejecutan sistemáticamente a sus prisioneros, violando de ese modo las leyes elementales de la guerra. El simple hecho de pertenecer a una comunidad no sunío no suficientemente suní, puede costar una condena a muerte.

El Estado islámico de Irak y del Levante, un grupo terrorista vinculado a Al Qaeda, ha hecho de las ejecuciones públicas una de sus principales actividades.

Raqqa

El 14 de mayo, el EIIL ejecutó a 3 hombres bajo el pretexto de que eran soldados lealistas. Parece ser que los dos hombres eran alauíes del pueblo de al Achrafiya en el Norte de Homs. Uno era un médico llamado Mustafa Al Jani y el otro era un profesor llamado Iyad Nofal. Esta información fue señalada por el OSDH y proviene de activistas de Homs.

El 16 de septiembre de 2013, dos hombres fueron ejecutados en la plaza al Na’im de Raqqa por los combatientes del EIIL, bajo el pretexto de que eran alauíes. Según el OSDH, una mujer habría increpado a los verdugos, quienes le respondieron: « los apóstatas nussayri han violado a nuestras mujeres”. A lo que ella habría respondido: “Vosotros sois los apostatas y todos somos sirios”. http://www.youtube.com/watch?v=Wz8mHDRDDSs&feature=youtu.be

El 18 de septiembre, unos activistas anti-régimen de Tabqa informan al OSDH que un alauí ha sido ejecutado en el pueblo de Sweyda Kabira, situado en el rif de Tabqa.

Idlib

El 23 de junio, las brigadas del EIIL decapitaron al padre franciscano Franco Mourad en Al Ghassaniya, cerca de Jisr Al Choughour, en la provincia de Idlib. Dos otros monjes fueron ejecutados con él.

Alepo

Publicamos a continuacion el testimonio de Alfred de Montesquiou, un periodista francés que fue testigo de ejecuciones en Azaz. Hoy, Azaz esta en manos del EIIL afiliado a Al Qaeda, pero en el momento en el que el fotógrafo se encontraba allí, eran los rebeldes de la “Brigada de la tempestad del Norte”, supuestos moderados, quienes solían decapitar:

Las ejecuciones van a producirse este sábado 31 de agosto en la ciudad de Azaz y en tres otras aldeas del Norte de Siria, cerca de la frontera turca. Los cautivos escuchan la sentencia, impasibles, resignados como ganado en el matadero. Quizás esperan ser ejecutados solamente de una bala en la cabeza. Nada podrá hacerse. Un grupo tiende a uno de ellos en el suelo. Aparecen unos sables. Se le intenta decapitar. No lo consiguen, la sangre brota a borbotones. Un verdugo se ensaña para seccionarle el cuello con su puñal. Cada vez, la ceremonia macabra lleva más de media hora. Algunas fotos, impublicables, muestran a uno de los hombres, en uniforme beige, gritando de dolor mientras su tráquea se abre en canal, al paso de la hoja. “Era el ultimo condenado, recuerda el joven autor de esa abominable serie de fotos. Había conseguido deshacerse de sus esposas. El sufrimiento centuplicaba sus fuerzas, hicieron falta cuatro insurgentes para sujetarle mientras se le degollaba.” Los habitantes contemplan la escena sonriendo. “Han sufrido tanto con el régimen que pienso que estaban contentos”, explica el fotógrafo. Detalle particularmente penoso, unos niños observan también la escena, tranquilamente sentados en primera fila para no perderse nada del espectáculo…

El 10 de junio, un niño de 12 años fue ejecutado en Alepo por haber mencionado el nombre del Profeta Mohamed de una forma blasfematoria. Un video difundido el 18 de agosto muestra la ejecución de dos niños chiíes por los miembros del Estado Islámico de Irak y del Levante en el Norte de Alepo:
http://www.syriantube.net/6210.html

Según unos activistas anti-régimen, a finales de agosto de 2013, el EIIL asesinó a dos personas cerca del pueblo de Douweirina, no lejos del aeropuerto de Alepo, bajo el pretexto de que eran agentes del régimen.

En la provincia de Alepo, al comienzo de septiembre, el Consejo de la Charia de Alepo ejecutó a un hombre en el barrio de Mashhad. Se le acusó de ser un « chabbiha » del régimen. Unos activistas del OSDH fueron testigos de la ejecución. Intentaron grabarla pero se lo impidieron unos hombres armados.

(Ver video: http://www.youtube.com/watch?v=5KafcL0HkPA&feature=youtu.be)

Unos miembros de ese tribunal religioso fueron vistos en compañía de otro detenido en el barrio de Sukkari. Habría sido asesinado en base a la misma acusación.

El 3 de septiembre de 2013, el cuerpo de un joven cirujano sirio, Mohamed Abyad, empleado en la ONG Médicos sin fronteras (MSF), fue encontrado sin vida, tras su rapto en el pueblo de Séjou, en la provincia de Alepo.

Según ONG’s afiliadas a la rebelión, el cirujano de MSF Mohamed Abyad, habría sido asesinado por unas milicias del EIIL, vinculado a Al Qaeda.

Hassaké

El domingo 7 de julio de 2013, los hermanos Firas y Saleh Sadik, originarios de Salahaddin en Alepo, fueron asesinados en Tall Tamr, una aglomeración situada a medio camino entre Ras Al ’Ain y Hassaké, no muy lejos de la frontera turca. Se encontraban allí para comprar víveres y traerlos a Alepo. Sus cuerpos fueron encontrados al borde de la carretera por un anciano de Tall Tamr, una localidad controlada por el Frente Al Nusra. Los testigos dicen que primero asesinaron a Saleh de una bala en la cabeza. Su hermano Firas quiso interponerse, pero fue ametrallado por todo el cuerpo.

El 6 de agosto de 2013, un video salió a la luz. En él se veía a tres kurdos rociados de carburante por unos hombres armados y cómo eran quemados vivos. La ejecución por inmolación se habría producido por la zona de Tell Abyad.

Hama

Mohamed al-Hamada, poeta local de la ciudad disidente de Kafr Zita, famosa por su fuerte hostilidad al régimen de Assad, fue asesinado el jueves 5 de septiembre por unos miembros del EIIS, después de que el escritor simplemente preguntase por las noticias de su hijo, quien probablemente fue raptado y luego ejecutado por el EIIS. Asesinado de una bala en la cabeza, los hombres del EIIS se ensañaron después con otras dos balas en su cuerpo.

Damasco

El 2 de agosto, cinco miembros de una familia favorable al régimen de Bachar-al Assad fueron asesinados por unos hombres armados del Norte de Damasco, según indicó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). “Un hombre, su esposa y sus tres hijas fueron asesinados por desconocidos en su casa Roukneddine”, una zona exclusiva al Norte de Damasco, precisó la organización, apoyada por una amplia red de activistas de todo el país.

Su hijo, de ocho años de edad, sobrevivió a la masacre escondiéndose en el baño. Una de las chicas estaba en la escuela secundaria y los otros dos estudiantes en la universidad. La familia, que era alauí, provenía de la provincia de Latakia.

Torturas

La rebelión siria afirmaba haber nacido en respuesta a la brutalidad del régimen. Sin embargo, en lugar de erradicar la tortura, se ha apropiado de ella como un medio de combate.

A principios de marzo de 2013, Abdoulhamid Mamoun fue torturado en plena calle por unos milicianos del ESL. Al vestirse siempre de amarillo, al anciano se le conocía por toda la ciudad. Hacerse una foto con él era una verdadera atracción para los turistas que visitaban la gran ciudad del Norte. Fue torturado en plena calle, le arrancaron los pelos del bigote, le golpearon en la cara. Lo obligaron a insultar al presidente sirio, su familia, a afirmar su amor por el ESL y su aversión por los alauíes.

En un video publicado 18 de agosto 2013, vemos a dos soldados leales torturados durante un interrogatorio:
https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=4gYiSCGvJ7A

El primer verdugo pregunta compulsivamente a uno de los prisioneros:
¿De qué religión eres?
El soldado capturado apenas tiene tiempo para contestar “alauí”, cuando recibe un golpe en la cara, luego dos bofetadas.
¿De qué religión? insiste el verdugo.
“Alauí” repite el prisionero.
La víctima es nuevamente molida a golpes. Se endereza.
El segundo verdugo entra en acción:
No hemos escuchado bien. Repite!
La víctima, con resignación: “- Alauí”.
Nuevos golpes en la cara.
“Juro por Dios que vamos a quemaros a todos junto a la casa de Assad,” – dice echando pestes el segundo verdugo…

Ejecuciones de masa

Masacre anti-chií de Hatlah en Deir Ez Zor

El miércoles, 12 de junio, los mercenarios del Frente Al Nusra atacaron la aldea aislada de Hatlah cerca de Dair Az Zor, en el Este de Siria sólo porque está poblada por musulmanes chiíes. Masacraron a unos sesenta campesinos, jóvenes, adultos y ancianos. “Mostradme los cuerpos de estos perros chiíes”, preguntó a los asesinos el camarógrafo que les filmó con sus trofeos: http://www.liveleak.com/view?i=87e_1371027252

Masacre de alauíes en Latakia

El 4 de agosto, once pueblos alauíes de Latakia fueron invadidos por grupos armados vinculados al Frente Al Nusra durante una operación bautizada la “batalla de la liberación de la costa”. En cuestión de horas, unos sesenta habitantes fueron torturados, fusilados o degollados, entre ellos varios niños. Un número indeterminado de mujeres y niños también fueron detenidos por los grupos terroristas: http://www.youtube.com/watch?v=I8_5sEPGeHk

Según un balance no oficial, 341 alauíes habrían sido asesinados o secuestrados durante esa operación.

El miércoles, 21 de agosto, el ejército descubrió una fosa común en el norte de Latakia. Al parecer, las víctimas eran de las aldeas de Blata y Hambouchiya. El médico forense que realizó la autopsia de los restos de una fosa común, dijo que pertenecen a niños, hombres y mujeres descompuestos, haciendo hincapié en que esas personas masacradas fueron degolladas, apuñaladas o ejecutadas mediante disparos por los grupos rebeldes.

http://www.youtube.com/watch?v=XjHYfwRD23w

Además, los sitios web cercanos a la rebelión confirman que más de 50 alauíes fueron asesinados entre el 8 y el 18 de agosto en el sur de Salma. Se habla de violaciones, torturas y ejecuciones sumarias. Grupo incriminado: Estado Islámico de Irak y del Levante (EIIL).

Homs

Asesinato de cristianos en la carretera Homs-Beirut

El diario libanés Al-Diyar informó el 19 de agosto 2013 que un grupo de takfiries detuvieron a once miembros de familias cristianas que se iban de Homs en dirección al Líbano a bordo de unos vehículos. Cuando se aseguraron de que se trataba de familias cristianas, los takfiries les hicieron bajar de sus coches y los mataron.

Los cristianos de Homs habrían huido al Arzobispado de la ciudad y se habrían encerrado en el interior de edificios que se encuentran rodeados por hombres armados con machetes y cuchillos que intentan derribar las puertas para entrar en el Arzobispado.

Más de 500 personas se reunieron en el interior de los locales, todos expuestos al genocidio y masacre a menos que se emprendiera una operación especial de rescate de naturaleza casi milagrosa. La Cruz Roja intentó sin éxito obtener la garantía de los fundamentalistas de que los refugiados fueran transportados en coches de la Organización a la frontera con el Líbano, lo que los takfiries rehusaron, pidiendo en cambio que los cristianos tomasen las armas para luchar con ellos contra el régimen del presidente Bachar al-Assad, y participar con ellos en los combates contra el Ejército árabe de Siria.

Masacre de Maksar al Hessan en Homs

El 9 de septiembre de 2013, el Frente al Nusra masacró a 22 personas, incluidos 16 alauíes en Maksar al Hessan en la provincia de Homs (Le Figaro-Reuters, 12 de septiembre de 2013). Las otras seis víctimas son beduinos suníes. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), las víctimas de Maksar al Hessan eran todos civiles y sin ninguna relación con el conflicto.

Masacre de Khan Al Assel

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), 51 soldados sirios fueron ejecutados por los rebeldes tras la caída de Khan al-Assal, mientras que un centenar de personas murieron durante la batalla.

El OSDH ha publicado un video en línea, que según el New York Times “mostró lo que parecía ser un campo de ejecución, con decenas de cadáveres reagrupados contra una pared con agujeros de bala.”

Citando a testigos anónimos, el OSDH responsabilizó de los hechos a miembros de Al-Nusra frontal y responsables de la brigada Ansar al-Khalifa, diciendo que los combatientes ejecutaron a la mayoría de los soldados del gobierno que se habían rendido previamente.

El Frente Al-Nusra confirmó su participación en la batalla y dijo que 150 miembros de las fuerzas pro-gubernamentales murieron en ella, pero no reclamó la responsabilidad por los asesinatos.

La Agencia Siria estatal de Noticias Árabes (SANA) informó el 27 de julio que la cifra de muertos fue de 123 personas, la mayoría civiles. Habría muchos desaparecidos.

La mayoría de las víctimas de la masacre eran partidarios suníes.

Idlib

Masacre en el pueblo Madmouma

El 26 de agosto de 2013, al menos 16 civiles, entre ellos mujeres y niños, fueron asesinados en un ataque contra la aldea de al-Madmouma por hombres no identificados. Este pueblo está situado al Este de la ciudad de Ma’arat al-Numan. Los residentes y los testigos del video dicen que el movimiento islámico Ahrar al Sham fue responsable del ataque. El OSDH recibió un desmentido por parte de ese movimiento, que de paso amenazó con dar una lección a quienes les acusan de haber cometido el delito, y que ponen su logotipo en el vídeo del crimen sin el conocimiento de la citada organización.

Uno de los rebeldes acusó al Ejército Libre de Siria de haber cometido el crimen. Las víctimas serian, según los testigos, una familia pobre de refugiados que vendía chatarra para sobrevivir.
http://www.youtube.com/watch?v=mY4UbDFsdPw&feature=youtu.be
http://www.youtube.com/watch?v=0oyisyQuXSg&feature=youtu.be

Masacre de cristianos en Maaloula

El 4 de septiembre hacia las 3h30 o las 4h de la madrugada, un coche se empotró contra un puesto del ejército. El kamikaze empezó disparando a los soldados antes de accionar sus explosivos. El ataque le costó la vida a una veintena de milicianos de los comités populares que defendían el pueblo. Los dos únicos supervivientes al ataque fueron decapitados. Después los terroristas se hicieron con las primeras casas del pueblo. Primero entraron en la casa de Abou Aala al Haddad, un cristiano que llego de Zahlé en el Líbano, para pasar algunos días de vacaciones en su pueblo natal. Sus agresores le forzaron a convirtirse al Islam. Rompieron las cruces y los iconos. Después, saquearon todo lo que había en la casa. Antes de ejecutarlo, le dijeron: “Hacemos la guerra santa contra los Cruzados”.

A continuación los terroristas entraron en la casa vecina habitada por Jamilé Oum Mahfouz, una viuda, y por su hija. Tiene un hijo que se encuentra desaparecido desde hace varios meses. La madre advirtió a su hija: “Hazte pasar por una musulmana para que no te secuestren”. Cuando entraron, los terroristas gritaron: “Jina Aleykoun ya Kouffar” (“Aquí estamos, infieles”, se sobreentiende: “estáis rodeados”).Trataron a la madre y a su hija de adoradores de la cruz. Cogieron la cruz que se erigía en la casa y la rompieron. A continuación la madre y la hija fueron llevadas a un lugar desconocido. Después los terroristas se pararon delante de la estatua de San Jorge que se erige ante el monasterio que lleva su nombre. Por ahora, disponemos de la lista de 4 civiles ejecutados y de 7 desaparecidos:

- Ilyas Damoune : secuestrado.
- Jihade Saalab : decapitado con un cuchillo
- Mihail Antonio Saalab : decapitado
- Sarkis Habib Al Soukhn : ejecutado por balas
- Antoine Lauzarios Saalab : decapitado y el cuerpo mutilado
- Moussa Chmays : secuestrado
- Chadi Saalab : secuestrado
- Georges Dawoud Hilani y su esposa (secuestrados)
- Jamilé Mahfouz y su hija (secuestradas)

Secuestros de civiles

El secuestro de religiosos cristianos en Alepo

El 22 de abril de 2013, dos prelados de la ciudad de Alepo, el Metropolita Paul YAZIGI, Metropolita de Alepo para los griegos ortodoxos de Antioquía y el hermano de Su Beatitud el Patriarca Juan X, Primado de la Iglesia Ortodoxa de Antioquía, y el Monseñor Yuhanna Ibrahim, obispo de Alepo para los siríacos ortodoxos, fueron secuestrados la noche del lunes cerca de Alepo, por un grupo armado no identificado, mientras se preparaban para negociar la liberación de un número de sacerdotes de la región de Alepo que habían sido secuestrados desde hacia algún tiempo.

El lunes, 29 de julio del 2013, el padre jesuita Paolo Dall’Oglio fue secuestrado en Raqqa a manos del EIIL. No se sabe si está vivo o muerto. El secuestro de armenios en Alepo

Viernes, 26 de julio del 2013 – Tras el asesinato de una familia armenia, el jueves 25 de julio, durante su éxodo a Latakia, aprendemos hoy viernes, cuatro hombres armenios fueron raptados con el conductor de un autobús, en la salida norte de la ciudad de Aleppo, cerca de la frontera con Turquía; los pobres querían llegar a Ereván, la capital de Armenia. En cambio, los rebeldes del Frente al-Nusra condujeron a sus esposas a la ciudad turca de Killis. Los cuatro hombres secuestrados son Karikine Hatzakorzian, Karou Baboughalian, Narik Fardjabidian y Sakou Assadourian.

Uno se pregunta sobre las razones de este tipo de acciones por parte de los rebeldes del Frente al-Nusra contra los armenios que viven en Siria, que no serían más de 50.000.

El secuestro de centenares de kurdos en Alepo

Un batallón del EIIL capturó a 30 kurdos en la ciudad de Qabasseen, situada en la región de Alepo, el pasado 9 de septiembre. El EIIL hizo un video en el que los kurdos declaraban su deserción del partido “infiel” PKK, volviendo al Islam.

A finales de julio, los milicianos del Frente Al-Nusra y del Estado Islámico de Irak y del Levante secuestraron a cerca de 200 kurdos en Tal Aran y en Tal Hassel.

El 1 de septiembre de 2013, un grupo vinculado al Estado Islámico de Irak y del Levante (EIIL) soltó a 20 kurdos sirios en A’zaz, que habían sido secuestrados unos días antes en Afrin. En el momento de su secuestro, los viajeros se encontraban en un autobús que se dirigía a Qamishli.

Los rehenes se quejaron de haber sido objeto de abusos y torturas. Sus secuestradores habían torturado y ejecutado al conductor. Los activistas de la zona dicen que más de 50 civiles kurdos sirios siguen retenidos por sus secuestradores.

El secuestro de periodistas occidentales

Una vez más, damos la palabra al periodista francés Montesquiou:

“Además de los muchos rehenes sirios, hay por lo menos quince periodistas occidentales, entre ellos Didier François, el fotógrafo Edouard Elias y otros dos franceses. Muchos siguen siendo confidenciales, pero los servicios de inteligencia están convencidos de que la mayoría de esos secuestros son la obra de islamistas. Ya sea por el odio a Occidente, o para negociar rescates de más de 400 000 dólares.

Violaciones y esclavitud sexual

A finales de marzo de 2013, el jeque salafista Yassir Al Ajlawni, un jordano que ha vivido en Damasco (Siria) diecisiete años, publicó un vídeo en YouTube en el que afirmó que iba a hacer pública una “fatwa legítima” que legalizaría la esclavitud sexual con todas las mujeres no suníes. Se dirige específicamente a los alauíes y los drusos. Sus esposas son promulgadas moulk al yamin, la mercancía de la mano derecha.

Según la agencia de prensa del Vaticano Fides, una chica que se hacía llamar “Mariam”, fue secuestrada después de que su familia hubiese huido a Al Qoussair, una ciudad estratégica ocupada por militantes extremistas de Jabhat al-Nusra y el Ejército Libre de Siria.

El comandante del batallón empezó por casarse con la joven cristiana, luego la violó y por ultimo la repudió. Al día siguiente y los 14 días siguientes, Mariam se vio obligada a casarse cada día con un nuevo militante que la violaba y la repudiaba inmediatamente después. Esos abusos destruyeron por completo psicológicamente a la joven cristiana que finalmente se suicidó.

Según la agencia Akher Khabar, que citaba al abogado tunecino Badis Koubadji, la Asociación de Socorro para los tunecinos en el extranjero afirma que hay 800 familias tunecinas (en su mayoría mujeres) que viven en Idlib. Entre ellas, en la actualidad hay 1.000 chicas que practican la yihad nikah.

“Cuando llegan a los campamentos de los combatientes islamistas, son recibidas con gran pompa y se lleva a cabo una ’’ seffa ’’ (ceremonia) en su honor. Esas jóvenes se ponen inmediatamente al servicio de los ’’ zuwars ’’ (revolucionarios), dispuestas para la consumición. A menudo 6 hombres se turnan a una sola mujer cada día “, dice el presidente de la Asociación de Socorro para los tunecinos en el extranjero.

En la reunión regular con la prensa, en la presidencia del Gobierno en la Kasbah, el mufti de la República Othman Battikh dijo que los que entran hoy en Siria son pagados e instrumentalizados en nombre de la yihad.

“La guerra en Siria no nos concierne ni siquiera remotamente… y la yihad de los tunecinos en Siria nos causa mucha vergüenza, a nosotros y a nuestros hermanos sirios. Ayer, los jóvenes emigraban ilegalmente a Italia, hoy en día han cambado de destino, y mediante una cuota, se dirigen a Siria. También quiero decir que los que hacen fatwas, una práctica extranjera a nuestras tradiciones, a día de hoy consiguen, por desgracia, influenciar a las familias y mandar enviar a sus hijos a la yihad “, advirtió.

El reclutamiento de niños soldados

Este fenómeno se ha generalizado en los campamentos rebeldes. Muchos jóvenes musulmanes que viven en Europa han sido reclutados a través de Facebook, en las mezquitas o en las calles durante “street da’was” (predicaciones publicas). Entre los reclutas, hay muchos menores de edad. Varias ONG han denunciado el alistamiento de esos jóvenes.

La destrucción de lugares de culto

Varios santuarios han sido destruidos deliberadamente por los grupos armados anti-régimen, inspirados por una ideología que preconiza el rechazo y la guerra contra las otras creencias, símbolos y sus seguidores. Los más expuestos a estas atrocidades de tipo confesional son las minorías sirias, como los chiíes, alauíes y cristianos.

El saqueo y la destrucción de la Ermita de San Marón

Sábado, 12 de enero 2013 – 12:45 – Según el Pastor de la Iglesia de Brad, que está a 10 km de la basílica de San Simeón (Qala’at Sima’an), el santuario en el que se encuentra la tumba de San Marón, patrón de la Iglesia maronita, fue saqueado y la estatua del Santo fue completamente destruida. Las ocho habitaciones concebidas para recibir a los peregrinos maronitas fueron completamente saqueadas. Los milicianos takfiris del Ejército Libre Sirio (ELS) martillearon todas las cruces talladas en los dinteles. El sarcófago de San Marón también fue saqueado y destruido.

Durante el pasado mes de agosto, los grupos Takfiris han logrado penetrar en el norte de Latakia, un área mayormente poblada por alauíes. Una docena de aldeas alauíes fueron destruidas y saqueadas al paso de los llamados conquistadores musulmanes. Durante esa incursión, el mausoleo (ziyara) del Sheikh Nabhan, considerado un santo por la comunidad alauí, fue profanado y destruido por esos grupos Takfiris:
http://www.youtube.com/watch?v=CdAgrmDkluo

La profanación de la iglesia San-Elías en Qoussair

Dos sacerdotes citados por la Agencia Fides, el P. Issam y el P. Elías, recogieron varios testimonios de las atrocidades cometidas por los grupos rebeldes en Al Qoussair. Informan que la iglesia de San Elías fue destrozada por los activistas de Jabhat al Nusra.

El bombardeo de una iglesia armenia en Damasco

El 26 de agosto se produjeron ataques con cohetes contra la Iglesia armenia de Bab Sharqi, en Damasco.

La cúpula de la iglesia fue dañada. Se cuentan 15 heridos, entre ellos el guardián de la iglesia, y al menos un muerto. Fuente: BFM TV, Sábado, 07 de septiembre 2013.

El Estado Islámico de Irak y del Levante bombardeó la mezquita chií de Al Chadaadi en el rif de Hassaké.

Discriminaciones sectarias

Hacia los refugiados turkmenos alevis

Las autoridades turcas practican sistemáticamente una discriminación entre los refugiados que huyen del conflicto sirio. Es lo que ha revelado la prensa turca tras el descubrimiento de decenas de familias turkmenas alevis, forzadas a vivir en parques públicos o en la calle. Esas familias afirman no haber podido beneficiarse de la ayuda humanitaria facilitada por el gobierno de Ankara. Por otra parte, esas familias se ocultan para no sufrir las represalias por parte de sus compañeros de infortunio suníes. Unos ciudadanos turcos, alertados por el comportamiento sospechoso de algunos de esos refugiados, descubrieron de ese modo su existencia. Un joven, por ejemplo, se paseaba con una chaqueta de mangas largas en plena canícula. Como consecuencia de ello, adivinaron que el joven ocultaba su tatuaje, un “Zulfiqar”, el sable del imam Ali, adorado por la comunidad alevi. Ignoradas por todo el mundo, varias familias turkmenas alevis fueron albergadas finalmente en el Centro cultural alevi « Pir Sultan Abdal » de Sultangazi en Estambul.

Hacia los no-musulmanes

El consejo jurídico unificado de la oposición siria, cuya sede se sitúa en el barrio Al-Ansari en Alepo, anuncio en una nota que llevaba el numero 23 sobre “la prohibición de abstenerse de ayunar durante el mes de ramadán sin ninguna razón valida, y recuerda que la ley penal árabe unificada adoptada, debe ser aplicada por el consejo, y que esta ley se deriva de la charia islámica. A ese respecto, quienquiera que se abstenga de ayunar y lo muestre públicamente será condenado a un año de prisión”. Sin embargo, el mismo consejo excluyó de esa “fatwa” a los combatientes, que constituyen “un caso excepcional”, pidiéndoles que no muestren públicamente su ruptura del ayuno.

Terror entre grupos terroristas

De ahora en adelante podemos hablar de una verdadera guerra en la guerra, o de una guerra de todos contra todos en Siria. EIIL contra ESL. EIIL contra el grupo kurdo YPG. El grupo kurdo contra todas las facciones islamistas. El ejército árabe sirio contra todos los grupos armados… He aquí algunos ejemplos:

Al comienzo de julio de 2013, el Estado islámico de Irak y del Levante (EIIL) capturó a varios ciudadanos anti-régimen, en especial a activistas de los medios, entre los cuales Abdullah Al Khalil, abogado y figura de la oposición. El jueves 11 de julio de 2013, un jefe del ESL llamado Kamal Hamami, alias Abou Bassel al-Ladkani, fue asesinado en el puerto sirio de Latakia por el EIIL.

El 13 de agosto, el EIIL bombardeo el cuartel general de la Brigada de los “descendientes del profeta”, cerca del barrio de Mahattat al-Qitaar (estación ferroviaria) en la ciudad de Raqqa. Los combatientes takfir utilizaron un coche bomba para deteriorar los locales. Una confrontación armada opuso a los dos grupos.

El 18 de septiembre, los combatientes yihadistas se apoderaron de Azaz, al Norte de Alepo, a 5 km de la frontera turca. Los enfrentamientos opusieron al Ejército sirio libre (ESL) contra el Estado islámico de Irak y del Levante (EIIL), vinculado a Al-Qaeda, llegado para conquistar la pequeña ciudad. Los combatientes de la brigada “Tempestad del norte”, afiliada al ESL, se fugan, y de ahora en adelante requieren ayuda.

Conclusión

El presente documento es una simple muestra de las atrocidades cometidas a diario por los grupos rebeldes en Siria. No recoge sino los actos recientes que datan de este año y se detiene a fecha del 15 de septiembre de 2013. Dentro de poco presentaremos un documento exhaustivo que recoge todos los crímenes terroristas cometidos en Siria desde el comienzo de la revuelta anti-régimen. A la vista de estas informaciones, pensamos que la comunidad internacional debe fomentar el inicio de las conversaciones entre el gobierno sirio y la oposición, y establecer un dispositivo de reconciliación entre los sirios. Es, según nuestro punto de vista, la única salida de la guerra que desde hace 30 meses destruye a Siria, su pueblo y su civilización.

Traducido por A. Anfruns

Fuente: IIPJHR | Ivnestig’Action

Anuncios