El lado oscuro de Hillary Clinton se confirma

Hispanos “necesitados”, católicos “farsantes”, evangélicos “desagradables”. Son los conceptos que tienen Hillary Clinton y la cúpula del Partido Demócrata según se desprende de emails filtrados por Wikileaks. Pero lo más grave es que Clinton sabe sobre el apoyo logístico y financiero de Arabia Saudí y Catar a Daesh, o permite abusos a los DDHH.

Todo en nombre del dinero y de un puñado de votos. De los latinos “necesitados”, necesita los votos, mientras que los católicos “farsantes” disponen de un “buen poder adquisitivo”.

Pero para el periodista y analista internacional, Juan Aguilar, hay temas mucho más importantes. Y es que “Hillary Clinton hace oídos sordos a los abusos de los derechos humanos en Marruecos, porque el rey de ese país subvenciona con medio millón de dólares a la fundación Clinton. Eso es mucho más grave que unas expresiones, por más desagradables que sean, como las que hace el candidato republicano Donald Trump: aquí estamos hablando de política y de derechos humanos”.

El experto cita más ejemplos. Como “cuando se habla de cerrar el espacio aéreo sirio, o cuando se sacan a la luz los vínculos con el Departamento de Justicia para que Hillary Clinton se salve de las investigaciones del FBI”, o los ataques contra Bernie Sanders, su contrincante en las primarias demócratas, o contra el propio Trump.

Es decir, aquí estamos ante temas mucho más graves que lo que han sido hasta ahora los vídeos antiguos que puedan salir de Trump, o sus declaraciones extemporáneas en un meeting. Todas estas situaciones que se han conocido de los emails de Clinton, “a cualquier otro candidato, en cualquier otra circunstancia en un país democrático normal, ya lo habría tumbado. Pero al fin y al cabo la señora Clinton no es ni más ni menos que la candidata de lobbies poderosos de la oligarquía norteamericana y de los sectores sociales influyentes”, sostiene Juan Aguilar.

El analista se pregunta: “¿Trump es un millonario, es un machista? Sí, pues es lo que se podría esperar de un individuo que está ahí a quien el Partido Republicano no ha sabido detenerle, es un paracaidista, es decir, es previsible que haga el tipo de declaraciones que hace y otras cosas más. Pero lo cierto es que hasta ahora Trump no ha tenido responsabilidad en Gobiernos, ni ha tenido que ver con situaciones como las guerras de Irak o Libia, magnicidios, o el asalto de la embajada de EEUU en Bengasi, que se saldó con la muerte del embajador de EEUU, otros funcionarios y soldados, todas cuestiones en las que Hillary Clinton tuvo algo que ver”, observa el analista.

“No es lo mismo las cosas que se leen en los correos de Hillary Clinton, que las baladronadas de un millonario fanfarrón” concluye Juan Aguilar.

En un email que el astronauta Edgar Mitchell menciona en un email que envió al actual jefe de campaña de la candidata presidencial de EEUU, John Podesta, avisa que una guerra espacial contra extraterrestres es inminente. Esto tiene sólo dos lecturas: o están todos como una cabra, están mal de la cabeza, o si eso es cierto, es un auténtico crimen contra la humanidad no informar sobre ese peligro inminente.

Fuente: Sputnik News

Anuncios