Los fantasmas de Gaddafi: El posible cambio inesperado que puede ocurrir en Libia

Dan Glazebrook
Counterpunch

Con la liberación del hijo mayor de Muammar Gaddafi y las protestas del pueblo libio, es probable que la poderosa Jamahiriya libia cambie por completo el balance de las fuerzas en el país.

Con la derrota del régimen de Muammar Gaddafi y su muerte con la ayuda de la OTAN, pareció que el control total del país había caído en las manos de rebeldes y revolucionarios, poniendo así fin al movimiento socialista y la ideología de Estado conocida como Jamahiriya, cuyo líder fue el propio Gaddafi.

Sin embargo, recientemente se ha dado a conocer que el hijo mayor de Muammar Gaddafi, Saif al Islam Gadafi, no fue ejecutado, y que ha sido liberado de la prisión, ahora él podría regresar con este movimiento. En su artículo para RT, el escritor Dan Glazebrook analiza el posible cambio inesperado que puede tener para Libia la liberación de Saif al Islam Gadafi.

Según el analista, “durante las operaciones de destrucción de Libia por parte de la OTAN, hubo varias acciones durante las cuales se suponía que se iba a coronar simbólicamente la supremacía occidental sobre Libia”, tales como la “caída de Trípoli” en agosto de 2011, los discursos voctoriosos de Cameron y Sarkozy el mes siguiente, y la ejecución de Muammar Gaddafi, que llegó poco después. Todo eso, según Glazebrook, eran “victorias pírricas”. Pero la pena de muerte impuesta al hijo mayor de Gaddafi en julio de 2015 resultó ser “la victoria más grande”.

Sin embargo, según medios, Saif al Islam Gadafi fue liberado el 6 de julio por una ley de amnistía emitida por el Gobierno de Libia. El hijo de Muammar Gaddafi  había sido condenado a muerte a finales de julio 2015 por un tribunal de Trípoli, que lo halló culpable de supuesta incitación al asesinato de manifestantes el 17 de febrero de 2011, cuando el país vivía violentas protestas de grupos opositores al Gobierno, apoyadas por EE.UU. y sus aliados de la OTAN, para derrocar al entonces líder libio.

Apagar las esperanzas para siempre

Desde el punto de vista del periodista, el juicio “nunca fue reconocido por el Gobierno elegido”, para entonces trasladado a Tobruk. “Pero los medios occidentales informaron sobre la sentencia de muerte para el hijo mayor de Gaddafi”, ya que, según el analista, “esperaban apagar para siempre las esperanzas del pueblo libio de la restauración de la independencia, la paz y la prosperidad del país”.

¿Qué fue lo más importante acerca de la liberación del hijo mayor de Gaddafi? Según opina Dan Glazebrook, lo importante fue “el reconocimiento, por las autoridades elegidas de Libia, de que no hay futuro para Libia sin la participación del movimiento socialista libio”. Según el analista, “este movimiento nunca se fue”. Por el contrario, después de los intentos de suprimirlo, el mismo “renacía cada vez más”.

Desde el punto de vista del periodista, fue “la pena de muerte en sí la que desencadenó las manifestaciones más abiertas y generalizadas de apoyo al gobierno anterior”, con protestas celebradas en agosto el año 2015 en todo el país.

De acuerdo con Middle East Eye, un medio citado por Glazebrook, “las protestas han sido una representación pública de un secreto a voces en Libia, que el movimiento pro Gaddafi que existía desde la revolución de 2011 ha crecido con fuerza, y nace de la insatisfacción de muchos ciudadanos respecto a la vida en los últimos años”. Según el analista político Mohammed Eljarh, “algunos que habían apoyado inicialmente a la revolución en el año 2011, también se sumaron a las protestas”.

“La mayoría de los libios solo quieren una vida tranquila. No les importa quién controle el dinero de Libia, lo que quieren es una vida cómoda. Es por eso que Gaddafi se mantuvo en el poder durante 42 años. En aquellos tiempos los salarios se pagaban a tiempo… y vivir era barato”, precisa Mohammed Eljarh.

Además, en la revista estadounidense ‘Foreigh Policy’, Mohammed Eljarh publicó que las protestas pro Gadafi “tienen el potencial de convertirse en un movimiento nacional contra la revolución de 2011, entre otras cosas, porque cada vez más libios se muestran profundamente desilusionados por su resultado, y por las atrocidades y abusos cometidos por los grupos post Gaddafi desde la revolución, los cuales superan, con mucho, los cometidos durante el régimen de Gaddafi”.

Al mismo tiempo, según el artículo de Glazebrook, “la Resistencia Verde” (las fuerzas pro Gaddafi) se está convirtiendo en una fuerza cada vez “más influyente dentro del Ejército Nacional Libio (LNA)”. El LNA entró en una alianza con tribus pro Gaddafi en el este del país, y comenzó a reclutar partidarios abiertos de Gaddafi en sus estructuras militares. Un comandante de Gaddafi, Ali Kanna, por ejemplo, que huyó de Libia tras la revolución en 2011, según los informes, ha sido bien acogido por el LNA.

El periodista opina que lo más probable es que la Jamahiriya, “está de vuelta. Aún más con el hijo mayor de Muammar Gaddafi, Saif al Islam Gadafi, liberado de prisión”.

Análisis: ¿Qué pasa en realidad en Libia? Todo lo que hay que saber sobre este Estado fallido

En cinco puntos clave les explicamos la realidad caótica de Libia y sus consecuencias.

Desde que en octubre del año 2011 un levantamiento ciudadano inspirado por la Primavera Árabe con gran apoyo de la OTAN apartó del poder al comandante Muammar Gaddafi, Libia ha estado sumida en el caos.

Las potencias occidentales están cada vez más preocupadas por el aumento de influencia del Estado Islámico en el país norteafricano y EE.UU. ha respondido a la creciente amenaza con recientes ataques aéreos contra el grupo extremista. Respondemos a cinco preguntas claves para entender la compleja situación que vive el país.

¿Por qué EE.UU. bombardea Libia?

EE.UU. admitió haber realizado tres ataques aéreos en Libia por primera vez desde 2015. El último fue el 1 de agosto en Sirte, la ciudad natal de Gaddafi, que ahora se ha convertido en un enclave del EI. Se cree que es un paraíso seguro para que los yihadistas se entrenen y planeen ataques a lo largo de la región mediterránea.

Es el comienzo de una campaña militar que se limitará a la ciudad y que tiene como objetivo ayudar a las fuerzas locales contra el Estado Islámico para acabar con el grupo en la zona. Sin embargo, el propio Barak Obama parece haber olvidado su reciente declaración, cuando admitió que el “peor error” de su mandato fue la operación en Libia.

¿Quién ha autorizado a EE.UU. a realizar una nueva operación militar en Libia?

El bombardeo de las posiciones del EI en Sirte fue la primera acción coordinada entre el Gobierno libio y EE.UU.

Libia vive un caos político, con dos parlamentos rivales y tres Gobiernos disputándose el poder. El que autorizó el ataque estadounidense es el Gobierno de unidad auspiciado por la ONU, formado tras unas conversaciones bajo la mediación de las Naciones Unidas en diciembre de 2015 con la intención de remplazar a los otros dos. La iniciativa aún está en proceso de formación.

¿Por qué aparecen los terroristas en Libia?

Libia es un país rico en petróleo y llegó a tener uno de los niveles de vida más altos de África. Durante el Gobierno de Gaddafi los ciudadanos gozaban de atención sanitaria y educación gratuitas. No obstante, cinco años después de la revolución Libia experimenta una drástica caída del nivel de vida y afronta una crisis financiera y política. Estos cambios han permitido al Estado Islámico ganar terreno en el país.

¿Predijo Gaddafi las consecuencias de la intervención?

Durante una de sus últimas entrevistas el líder libio predijo con sorprendente precisión las consecuencias de su destitución. Mencionaba una alta amenaza de atentados terroristas en Europa y un flujo no controlado de refugiados, junto con una desestabilización general en la región de Mediterráneo. “Yo personalmente juego un papel estabilizador en la región de África. Si la situación en Libia se desestabiliza, aquí Al Qaeda mandará. Libia se convertirá en el segundo Afganistán y los terroristas llenarán Europa”, dijo el entonces mandatario en marzo de 2011.

¿Qué le depara el futuro a Libia?

La producción de petróleo prácticamente se ha paralizado, los bancos carecen de liquidez y los hospitales se están quedando sin medicamentos. La ONU estima que más de 2,5 millones de personas han sufrido las consecuencias del conflicto libio y unas 430.000 resultaron desplazadas. En las áreas controladas por el EI se introdujo la ley islámica de forma estricta y el grupo ha realizado crucifixiones y decapitaciones.

Por ahora existen hasta 1.700 grupos armados en el territorio libio, ninguno de ellos bajo el control del Gobierno. El Gobierno de unidad auspiciado por la ONU tiene pocas oportunidades de ganar confianza entre la población y establecer el control sobre el territorio del país y carece de legitimación, ya que no fue elegido por los ciudadanos y ni siquiera representa los intereses de los grupos armados o de las élites libias, opina Grigorii Lukiánov, politólogo y profesor de la Universidad Nacional de Investigación de la Alta Escuela de Economía de Rusia.

Fuente: El espía digital

Fuente original en inglés: Gaddafi’s Ghosts: Return of the Libyan Jamahiriya


Artículos relacionados

Saif al Islam Gadafi lanza movimiento político para retomar el poder en Libia

856

Anuncios