La nueva entente ruso-turca puede ser una amenaza para la OTAN mayor de lo previsto

Con alarma, temor, turbación, y hasta con desdén. Así reaccionó Occidente a la reunión entre Vladímir Putin y Recep Tayyip Erdogan en San Petersburgo. Hay nerviosismo ante la idea de que Rusia se convierta en la alternativa a la Unión Europea para Turquía. Mientras, el canciller turco alerta con que Occidente puede perder a Turquía.

Así lo declaró Mevlut Cavusoglu. “Si Occidente pierde a Turquía, esto no tiene nada que ver con las relaciones turcas con Rusia, China o el mundo islámico; perderá a Turquía por sus propios errores”, dijo. El funcionario añadió que la Unión Europea “comete errores muy graves, incluyendo en lo relativo al apoyo al intento de golpe de Estado”.

El analista internacional y director de El espía digital, Juan A. Aguilar, indica que “es evidente que Erdogan sabía que el golpe de Estado se iba a producir, que su vida y su Gobierno corrían peligro, y que ese peligró tenía que provenir de algún sitio que no era Rusia”. Y lo fundamental, para sostenerse en el poder en Turquía lo primero que hizo fue buscar apoyo en Moscú.

Por lo cual es normal pensar que sus servicios de inteligencia, o los rusos, le han informado “por dónde vienen los tiros de ese golpe de Estado, que proceden desde determinados enclaves occidentales”.  Así, Erdogan ve como única salida cubrirse las espaldas reconstruyendo la relación con Rusia. “Y este es un relato en el cual las piezas encajan”, señala Aguilar.

A partir de ahí, explica el analista, “Erdogan ve que la UE le da la espalda, le ningunea, ve que la OTAN no es fiable porque los golpistas han salido fundamentalmente desde la propia base de la OTAN en Turquía, mientras EEUU está en la posición que está”.

Aguilar explica que “por pura supervivencia, a Erdogan no le queda más remedio que estrechar lazos con Rusia nuevamente, con Irán a quien agradece su apoyo durante la intentona golpista, y esto tiene una serie de consecuencias: por un lado, las positivas, como lo son la reconstrucción de sus relaciones comerciales, el provecho estratégico de Turk Stream o la vuelta de los turistas rusos a su país, incluso la cooperación militar, entre otras ventajas”.

Pero también tiene de las otras, apunta el analista: “las que le van a costar a Erdogan cambiar de posturas, como es su posición ante la situación siria, ante la actitud antirrusa de la OTAN, de la UE y de EEUU. También busca conseguir como contrapartida, que Rusia deje de apoyar a los kurdos que le están creando dolores de cabeza importantes en algunas regiones de Turquía”.

Entretanto, el diario The Wall Street Journal escribe que Europa ha calificado este acercamiento entre Moscú y Ankara como un intento del presidente turco de demostrar que Rusia podría convertirse en una alternativa a la Unión Europea. A esto Aguilar señala que “en cualquier momento los analistas occidentales van a descubrir la rueda”.

Los efectos de la nueva entente entre Moscú y Ankara

El acercamiento de Turquía a Rusia tras la intervención de Moscú ante la intentona golpista contra Erdogan puede traer grandes beneficios estratégicos para la geopolítica del Kremlin.

A la luz pública han salido declaraciones y algunos posibles contratos firmados por Ankara con Moscú. Pero es previsible que haya más…

Algunas fuentes e informaciones que han corrido por la redes, algunas de informantes directos de personas relacionadas con el gobierno turco así parecen evidenciarlo. ¿Pueden ser creíbles dichas informaciones? Lógicamente, hay que ser prudentes, pero permiten reflexionar y analizar algunas situaciones de las que podemos ser testigos en fechas próximas. De toda esa información, ofrecemos una relación de posibles pactos y acuerdos entre Moscú y Ankara que aún no se pueden confirmar, pero de gran precisión.

1. Turk Stream. Por supuesto, el más importante acuerdo ha sido el relanzamiento del contrato para la construcción de un gasoducto con las condiciones propuestas por Rusia. El hecho es que será construido por empresas que contrate Gazprom u otra empresa responsable para el transporte de gas. Turquía no será la propietaria del gasoducto, y por lo tanto, no recibirán ningún dinero para el tránsito de gas.

2. Régimen sin visados. El régimen sin visados con Turquía será unilateral. Para favorecer el turismo ruso a Turquía, los ciudadanos rusos podrán viajar sin visado, pero de momento los ciudadanos de Turquía a Rusia no.

3. Minimizar actividades en Siria e Irak. Es difícil decir exactamente lo que significaría este acuerdo, ya que las tropas turcas todavía no se han retirado de Irak. Mientras tanto, ya se empieza a saber que los terroristas en el norte de Siria dejaron de recibir asistencia de organizaciones de “caridad” turcas. Un número importante de camiones han quedado bloqueados en la frontera. Además, aviación turca compartirá las misiones de ataque de la Fuerza Aérea rusa contra los mercenarios terroristas en Siria.

4. Liberación de los periodistas. Erdogan debe dejar que poco a poco vayan siendo liberados un grupo de periodistas de la oposición, que fueron encarcelados por la investigación de la acción de los terroristas antisirios en territorio turco.

5. Permitir el paso sin control de los buques de guerra rusos a través del Bósforo. Es un hecho que Turquía y Rusia han llegado a un acuerdo adicional que permite a Rusia el movimiento de su flota a través de los estrechos de Turquía sin autorizaciones especiales. Exclusivamente valdrá la comunicación previa.

Estos cinco puntos estaban previstos para su firma por Erdogan antes de que se produjera la intentona golpista. Era las demandas que recibió Erdogan para la reanudación de las relaciones con Rusia. Pero tras el golpe, pueden estar habiendo negociaciones mucho más interesantes.

6. Turquía podría pasar los códigos de cifrado de las comunicaciones de los aviones de la OTAN.

7. Turquía está lista para iniciar el plegado de una serie de misiones de la OTAN en su país.

8. Turquía podría llegar a suspender su pertenencia a la OTAN.

Según algunas fuentes turcas, estos puntos podrían ser un ofrecimiento de Ankara que Moscú estaría estudiando y se estaría a la espera una respuesta. ¿Quizás podría ser una propuesta rusa? También es posible, a cambio de información sobre el intento de golpe. En cualquier caso, las dudas se irán disipando con el paso de tiempo. Y no será mucho.

Ankara también puede dialogar con Moscú sobre arreglo del conflicto en Karabaj

Al normalizar las relaciones con Rusia Ankara puede empezar a cooperar con Moscú para resolver el conflicto en la autoproclamada república de Nagorno Karabaj, declaró el embajador de Turquía en Azerbaiyán, IsmailAlperCoskun.

“Al normalizar las relaciones con Rusia, Ankara puede comenzar un diálogo con Moscú sobre el arreglo del conflicto en la autoproclamada república de Nagorno Karabaj”, cita al embajador la agencia azerbaiyana de noticias Trend.

El diplomático agregó que el arreglo del conflicto favorecería no solamente a Azerbaiyán, sino también a Rusia y Armenia y contribuiría a la estabilidad en la región.

Anteriormente el embajador de Turquía en Rusia, UmitYardim, declaró que Turquía mantiene contactos con ambas partes del conflicto para aportar a la solución del problema.

A su vez, el vicepresidente de la Asamblea Nacional de Armenia, Eduard Sharmazanov, afirmó que Ereván considera inaceptable la participación de Turquía y su ayuda como intermediario en el proceso de negociaciones del arreglo del conflicto.

El conflicto en torno a la república autoproclamada de Nagorno Karabaj, que divide a Armenia y Azerbaiyán desde 1988, experimentó a principios de abril una escalada después de haber permanecido latente durante más de dos décadas.

Desde el 5 de abril se mantiene un armisticio frágil pero los bandos del conflicto se acusan regularmente de violarlo.

Para impulsar una solución negociada de la crisis se instituyó en 1994 el llamado Grupo de Minsk de la OSCE, copresidido por EEUU, Rusia y Francia. (Sputnik)

Fuente: El espía digital

Anuncios