Francia ocultó un informe sobre sádicas torturas a varias víctimas de Bataclan

Una comisión parlamentaria en Francia saca a la luz un informe sobre los atentados en Francia del pasado 13 de noviembre, cuando unos terroristas de Estado Islámico masacraron a 89 personas que asistían a un concierto en la sala Bataclan de París.

El informe detalla que los terroristas no se limitaron a entrar y disparar de forma indiscriminada, sino que hicieron rehenes a los que sometieron a terribles y sádicas torturas antes de acabar con sus vidas. Según el testimonio de algunos de los agentes que entraron en Bataclan y el relato del padre de una de las víctimas, los terroristas de Bataclan sacaron los ojos a algunos de los rehenes, a otros los destriparon, amputaron los genitales y se los metieron en la boca antes de terminar con sus vidas. También encontraron heridas de arma blanca en los genitales de varias de las mujeres secuestradas y finalmente asesinadas.

Los responsables del informe no ahorran detalles a la hora de describir los horrores que se encontraron los agentes de intervención que neutralizaron la amenaza y recuperaron los cadáveres. “Hay cuerpos que no se entregaron a las familias” por el estado de los mismos, dice uno de los responsables.

Esto es lo que aparece en los documentos de la Comisión Parlamentaria que el Gobierno francés ha preferido ocultar hasta ahora.

Los actos de tortura, humillación y sadismo tuvieron lugar en el segundo piso de la sala Bataclan, mientras otros terroristas intercambiaban disparos con los agentes de policía que trataban de detenerlos.

La investigación que ahora ve la luz está basada en el trabajo de varias decenas de profesionales que han interrogado a cerca de dos centenares de personas y ocupa la friolera de 1.300 páginas. Además de las torturas, el documento pone de relieve la necesidad de una mayor coordinación entre las unidades policiales y de inteligencia en Francia.

Fuente: Libertad Digital

Anuncios