Hebe de Bonafini (Madres de Plaza de Mayo): ‘Macri tiene un pensamiento nazi’

Marcelo Izquierdo
El Telégrafo

La titular de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, asegura que en solo tres meses de gobierno el presidente Mauricio Macri hizo retroceder “ocho años” a la Argentina. Sin pelos en la lengua, afirma que el mandatario tiene un pensamiento “muy nazi” y lleva consigo “un odio de clase” que no se veía en el país austral desde el golpe militar que derrocó a Juan Domingo Perón en 1955.
“Es la primera vez que una dictadura llega por medio de los votos”, indicó. En una extensa entrevista con EL TELÉGRAFO en la sede de las Madres, a dos cuadras del Congreso argentino, Bonafini dijo que Macri “es un títere de Clarín”, el grupo mediático más poderoso del país, y sostuvo que no se cansará nunca de luchar porque –aseveró- “sería como cansarse de vivir”.
Estamos en tiempos complejos. El 24 de marzo se cumplen 40 años del golpe militar de 1976, cuando su vida cambió para siempre. Cuando se queda sola, cuando se va a dormir, ¿hay algún pensamiento o algún sueño que se repite en su mente?
No, duermo muy bien y mucho. Me gustan mucho las plantas, cocinar, tengo mucho trabajo. El trabajo de las Madres es muy complejo. Desde la mañana atiendo gente por distintos motivos, los jueves vamos a la Plaza. Tengo 22 actos previstos en el mes de marzo. Es un trabajo muy intenso.
¿No tienen un sueño? ¿Cuál es su sueño a sus…?
Tengo 87 años, Mi sueño es tener el país que teníamos hasta ahora, el que teníamos hasta hace tres meses. Volver a tener el país que teníamos.
¿Les molesta ser consideradas por muchos como las mujeres más polémicas de la Argentina?
No sé si es así porque si fuera así no vendría tanta gente a los actos de las Madres. Vienen de 2 a 3 mil personas y cada vez viene más gente. Hay alguien que me considera polémica, pero no es la mayoría. Yo creo que la mayoría está con las Madres.
¿Qué pasó en las elecciones? ¿Por qué perdió el kirchnerismo?
Porque se empezaron muy tarde las campañas y no se preparó bien a la juventud por si perdíamos. Estábamos todos muy seguros y estábamos viviendo muy bien, muy contentos, muy felices de lo que nos pasaba.
¿Se sorprendió?
Me sorprendió que fuera tan rápido y con tanto odio de clase, y con tanto odio al peronismo. Parece el (golpe militar contra Juan Domingo Perón del año) 55, pero más rápido. No la arrastran a Cristina (Kirchner) por la calle porque no pueden, pero… quieren romper todo lo que ella hizo. No cuidar el (Centro Cultural) Kirchner, que es un lugar maravilloso donde hay cosas que deben cuidarse como un órgano, pinturas que tienen que tener una temperatura muy especial. Lo cerraron y echaron a toda la gente y ahí quedó, dejan todo tirado. Hay muchísima ignorancia en todo. Los satélites (Arsat lanzados en los últimos años al espacio), el número 3 que se estaba armando lo desarmaron como si fuera viejo y lo tiraron. Eso es un gran odio de clase.
Mucha gente que no es militante del kirchnerismo, pero votó al Frente para la Victoria está esperando una autocrítica…
Yo creo que la gente que espera la autocrítica es la que no hizo nada, que se la pasaba gritando viva Cristina. Me parece que mucha gente que avivaba todo el tiempo y que venía a las marchas, millones de personas en el mundo entero porque a Cristina la quieren mucho, no hizo nada para no perder. Pensaban que ya tenían la vaca atada.
¿Pero no hubo equivocaciones en la elección de candidatos? Yo creo que hubo muchas traiciones, esas fueron las peores. ¿De quién?
No Aníbal (Fernández, derrotado candidato a gobernador bonaerense). Hubo unos cuantos, (exministro del Interior Florencio) Randazzo (que se negó a ser el candidato a gobernador) y entonces esas traiciones hicieron que mucha gente se diera vuelta en el último momento, muchos intendentes, acomodaticios, como pasa siempre.
¿Ganó Mauricio Macri o perdió el kirchnerismo?
Ganó Macri porque fue muy astuto. Es muy mentiroso. Es nuestro enemigo, enemigo de clase, como presidente. Es la primera vez que llega una dictadura por medio de los votos porque está siendo peor que una dictadura lo que está haciendo, eso de echar a la gente por internet o poner a un policía en la puerta para que diga: ‘usted no entra, usted no entra, usted no entra…’.
Es muy fuerte decir que es una dictadura…
Es que hace todo por medio de decretos de necesidad y urgencia. No usó el Parlamento para nada y eso de desarmar un satélite, como si fuera algo viejo y tirarlo, de entregarle los (dos) que tenemos a Francia, cerrar el lugar donde se hacen los (satélites) Arsat, científicos que tenemos desde hace un montón de tiempo, es una manera de dictadura. Es un hombre que echa a 700 personas de cada lugar (del Estado) sin siquiera averiguar qué hacen diciendo que son ñoquis (que cobran un sueldo sin trabajar, ndr), lo que no es verdad. Había gente que llevaba más de 20 años trabajando (despedida).
¿Cómo piensan las Madres y los movimientos sociales, oponerse a este gobierno?
Nosotros lo tratamos como un enemigo al que hay que combatir todo lo que hace, no dejarle las cosas fáciles. El otro día quiso impedir que las Madres entráramos a la Plaza (de Mayo) y nosotras no se lo permitimos.
¿Le tiene miedo al protocolo de seguridad aprobado por Macri que prevé reprimir a quien corte una calle o ruta durante una marcha?
No. Ahora se viene el 24 de marzo, 40 años del golpe militar de 1976. Va a estar Barack Obama… Va a estar llena la plaza (de Mayo, en Buenos Aires).
¿Y si la cierran por la visita de Obama?
La gente va a entrar igual. Los pueblos nos arreglamos igual para entrar a los lugares. No se puede con un pueblo movilizado.
¿Y cómo le cae que Obama venga justo el 24 de marzo?
Nos cae como una cachetada, una cosa ofensiva. Estados Unidos es un país terrorista, el más terrorista que hay, el que más bombas pone, el que más bombas tira, el que tiró la atómica, invadió países, destruyó Irak, ahora está metido con los sirios. Ellos intervienen en todos lados…
¿Y le parece una provocación la visita de Obama en esa fecha?
Sí, claro.
¿De quién? ¿De Obama, Macri o de los dos?
De los dos. Lo han organizado los dos juntos. Pero ahora como han visto que vendrá tanta gente (a la Plaza de Mayo) me parece que ese mediodía se van a jugar un partido de golf a Bariloche (sur del país).
¿Y si se van a la ESMA (la Escuela Mecánica de la Armada, el principal centro clandestino de detención de la dictadura convertido en espacio de la memoria y administrado por las Madres)?
Nosotros no le vamos a permitir entrar porque no estamos oficializados. Ese lugar me lo dio Néstor Kirchner y es nuestro. Nosotros no lo institucionalizamos, así que no lo vamos a dejar entrar. No van a ir. Ya saben que nosotros no los vamos a dejar entrar.
¿Alguien del gobierno se les acercó para hablar con ustedes?
No, porque ya saben que yo no quiero. Ni los voy a recibir ni los voy a atender. No tengo nada que escuchar. Solamente pensar que han echado ya a casi 35 mil personas, así de golpe, sin darles razones, dejar a la gente en la calle sin comida ni perspectivas, sin poder ir a otro lado… Cerraron una cantidad de empresas. Y las que no (lo hacen) las cierran ellos. Todo lo creado por Néstor y Cristina va a ser lo mismo que en la época de Perón, que arrastraron los bustos de Perón y Evita por las calles. Ahora sacaron todo de la casa de gobierno, (las fotos de Hugo) Chávez y Néstor (Kirchner), cambiaron las alfombras, trajeron brujos para exorcizar porque Macri es mucho de la brujería. Lo que tiene son los discursos de ellos que no se los puede sacar de la cabeza.
Y en materia de derechos humanos, los juicios a represores, por ejemplo, ¿tiene miedo de un retroceso?
Yo creo que ya retrocedió todo. No quiero hablar de derechos humanos, quiero hablar de derecho a la vida porque eso es lo que él no está respetando: el derecho a la vida y a la libertad; son dos cosas que cercenó.
¿Pero no teme que se paren los juicios a represores, que haya una amnistía?
Ya los juicios condenaron a todos los que había que condenar, más allá de que no cumplan con las condenas. El mundo entero ya sabe quién es cada uno, quién es su familia, qué hace, dónde están, cuánto nos robaron, cuánto nos quitaron. Esa ya es la condena del mundo, más allá de la condena judicial. Va a hacer lo que quiera, los va a soltar, los va a liberar, ya dijo que los de 70 años van a ir a la casa, ahora dijo que todos se pueden atender en el Hospital Militar. Todos los días pone algo. De algunas cosas nos enteramos en el momento; de otras, después.
¿Qué espera de Cristina Kirchner?
Ya nos dio mucho más de lo que esperábamos. Ella es una gran compañera.
¿Quiere que vuelva, que sea la líder de la oposición? ¿Cómo la ve?
Ella es la líder, más allá que, pobre, a veces no la dejamos ni vivir. Pero ella es una líder neta, una mujer inteligentísima.
¿Pero usted piensa que va a volver pronto a la política?
Sí, están preparando algo, están armando algo que se llama Patria, que tiene que ver con el tema de la formación política internacional, de alta política.
¿Se la imagina candidata?
Sí, sí. ¿Para el 2017?
No sé, en estos días no he hablado con ella.
¿Hablan seguido?
Sí, ella es como una hija para mí, es muy familiar. Tiene el mismo estilo que Fidel. Una vez que Fidel Castro te conoce te pregunta por la familia, sabe quién sos, nosotros también con Cristina cuando hablamos nos preguntamos cómo están los chicos, como estás vos. Ellos siempre se ocuparon de llamarme para Navidad, si mi hija o yo estábamos solas, si estábamos atendidas. Ella te hace sentir ese afecto.
¿Y en esas charlas usted no le pidió nada, políticamente hablando?
No. No me atrevo. Ella necesitaba tener este tiempo con sus nietos, que casi no los había disfrutado. Ella tiene dos nietos y dos hijos que ama y me parece que le hizo mucho bien estar con ellos.
¿Cómo ve el futuro?
Por ahora estos cuatro años van a ser muy duros, de mucha lucha, de mucha pelea, de mucha represión. A los trabajadores se los ha reprimido muy duramente, así que creo que habrá mucha represión, por eso este protocolo (de seguridad) que arman, solo que no les da resultado. Les puede dar resultado con un pequeño grupo, pero con un pueblo movilizado es mucho más difícil (…). Macri no sabe gobernar. Macri es como el títere de (el grupo mediático) Clarín. Hace lo que le mandan y Clarín depende mucho de los yanquis, entonces Macri es un títere de ellos. No sabe hablar, le tienen que escribir lo que habla, lo lee mal, no tiene fuerza, no tiene convicciones.
A su juicio, ¿cuánto retrocedió la Argentina en estos tres meses de gobierno de Macri?
Mucho, mucho. 8 años en 3 meses. Él, en la ciudad (de Buenos Aires, de la que fue su jefe de gobierno hasta diciembre) a los niños que van a las colonias (de verano) los divide con un número en un brazo. A los más pobres les ponen un número y están de este lado, los de clase más alta de este otro, numerados como si fueran los… pero ya hace 2 años que hace eso, como si fueran nazis, entonces es un tipo que tiene pensamiento nazi.
Me dijo que tenía 87 años, ¿no se cansa de luchar?
No, porque es como cansarse de vivir. Nadie se puede cansar de vivir. Y nosotros no luchamos por un cargo ni por un puesto, luchamos para que no se repita lo que pasó con nuestros hijos; luchamos para que los jóvenes puedan vivir la libertad como vivían hasta ahora, ser felices, salir. Y ahora van a tener que aprender como nuestros hijos aprendieron la solidaridad, cómo ayudar a un compañero que no tiene trabajo, cómo contener una familia que tiene hijos y no puede mandarlos a la escuela. Creo que hay que aprender otra vez un poco de eso, que los chicos no aprendieron porque no había necesidad.
Anuncios